Pellegrini no siempre cumple sus contratos

Se ha instalado como un dogma que Manuel Pellegrini no puede negociar para hacerse cargo de la selección chilena porque "siempre cumple sus contratos". Lo reitera ahora Héctor Pinto, cerrando la puerta a la posibilidad, tal como antes lo deslizara Arturo Salah desde Quilín, aseverando que el Ingeniero "está muy bien en China".

"Los dos principales contratos de Pellegrini supusieron cerrar anticipadamente vínculos ya contraídos"
Aldo Schiappacasse

Pues, si ese es el obstáculo para considerarlo como una opción, habrá que decir que no es cierto. Los dos principales contratos de Pellegrini supusieron cerrar anticipadamente vínculos ya contraídos. El 9 de diciembre del 2007 el Villarreal le extendió el vínculo hasta junio del 2010, pero cuando apareció el Real Madrid con una tentadora oferta, las partes acordaron una rescisión amistosa, como explicó el director deportivo del "Submarino Amarillo", José Manuel Llaneza: "los dos clubes se llevan bien y han cerrado un acuerdo".

El 6 de julio del 2011 Pellegrini extendió su contrato con el Málaga hasta junio del 2015. El representante del jugador, Jesús Martínez, explicó el 2012 que habían rechazado una oferta del Liverpool y que el Ingeniero estaba dispuesto a "cumplir los tres años que le quedan". Pero apareció el Manchester City y una rápida negociación entre jeques posibilitó que el chileno se sentara en la banca de los ingleses, un año antes del cierre del vínculo con el Málaga.

Antes, y por razones muy entendibles, había acortado su permanencia en Liga Deportiva Universitaria de Quito en un momento muy delicado de las finanzas del club, que luego quebraría y bajaría a la Segunda División, por lo que prefirió emigrar a San Lorenzo. En River la relación con el presidente Aguilar se deterioró, lo que facilitó su partida a España.

"Resulta extraño que desde su entorno insistan en invocar el respeto de la duración de los contratos como el argumento central para la negativa porque eso, en rigor, no es efectivo"
Aldo Schiappacasse

Con el Manchester City, de hecho, había prorrogado el contrato hasta junio del 2017 (así lo anunció oficialmente el club en agosto del 2015), pero los "Citizens" decidieron ponerle término anticipadamente para facilitar la llegada de Guardiola, lo mismo que pasó en el Real Madrid con Mourinho.

Hecho el punto, habrá que insistir que Pellegrini debe tener varias razones para no entusiasmarse demasiado con la idea de dirigir a la selección chilena, todas muy atendibles, suponemos. Pero resulta extraño que desde su entorno insistan en invocar el respeto de la duración de los contratos como el argumento central para la negativa porque eso, en rigor, no es efectivo.

Ver versión móvil