El segundo tiempo de Aleuy

El regreso del socialista a sus funciones, tras una crisis que amenazó con sacarlo de su cargo, lo dejó en un rol secundario en La Moneda, donde ahora se aboca principalmente a la agenda de seguridad y a preparar la visita del Papa Francisco. Además, se alejó de la estrategia jurídica para la Araucanía, que ahora está en manos del ministro Mario Fernández.

Publicidad

Por Mariajosé Soto y Tomás Martínez

El miércoles 8 de noviembre Mahmud Aleuy partió rumbo al Congreso de Valparaíso para la discusión del Presupuesto de Interior, en calidad de ministro subrogante. Era la segunda vez que el subsecretario se desplazaba al Parlamento desde que el 19 de octubre retomó sus funciones, luego de una profunda crisis que lo tuvo al borde de dejar el gobierno.

La recalificación de querellas por ley antiterrorista contra comuneros mapuche en huelga de hambre por parte de La Moneda, mientras se encontraba de viaje en Argentina, colmó su paciencia y tras una conversación con la Presidenta Michelle Bachelet, el subsecretario socialista decidió hacer uso de sus feriados legales desde el 3 de octubre para poner paños fríos.

La de octubre fue la crisis más compleja para Aleuy en su relación con la mandataria, con quien mantenía una histórica cercanía desde hace dos décadas, y que ahora estaría más distanciada. Si bien en Palacio siempre se esperó que volviera a su cargo, el experto electoral del PS, considerado un 'leal soldado del bacheletismo', adelantó su regreso para reiniciar su presencia en el gobierno desde un rol menos protagónico del que tenía y seguir hasta el final del mandato de Bachelet.

Pero su aterrizaje de regreso en La Moneda no fue fácil. Su retorno fue marcado por su alejamiento de la agenda más política. Junto con ello, también se apartó de la definición de la estrategia jurídica con la que se lleva la política en la Región de la Araucanía. Tras retomar sus funciones, dicen en Palacio, se resolvió que ahora dicha misión recaerá de manera exclusiva en el ministro del Interior, Mario Fernández, quien tendrá en sus manos la definición del marco jurídico para resolver qué tipo de querellas se presentarán en una región que experimenta alta tensión.

Aleuy, en cambio, está abocado a la agenda más operativa del Ministerio, a los preparativos de seguridad para la visita del Papa Francisco en enero próximo, y a la seguridad de las elecciones presidenciales y parlamentarias del 19 de noviembre.

La Araucanía fue el motivo que detonó la crisis de octubre y que tuvo al subsecretario con un pie afuera de La Moneda. Un complejo momento marcado además por las críticas del ministro de Desarrollo Social, Marcos Barraza (PC), quien acusó un "efectismo comunicacional" de la Operación Huracán, que terminó con comuneros detenidos y que semanas más tarde fueron puestos en libertad.

Con todo, el propio Aleuy dijo este miércoles que "no estoy detrás de la Operación Huracán", tras reunirse con fiscales de la macrozona sur, donde se incluye la Araucanía. 

“Desde la vuelta del subsecretario no he tenido la posibilidad de tener contacto con él en temas de seguridad ciudadana o violencia extrema y terrorismo en el sur. Tengo la idea de que será difícil para él retomar esos temas”, sostiene el senador Alberto Espina (RN), uno de los interlocutores de la oposición en la agenda de seguridad.

Esperando al Papa

Este miércoles Aleuy se reunió con dirigentes de todos los partidos para revisar los preparativos de seguridad de cara al proceso electoral. En la cita, el subsecretario expresó su preocupación por los últimos atentados bomba en sedes partidarias, y transmitió que está dedicado a tiempo completo al operativo de seguridad para las elecciones y la visita del Sumo Pontífice.

Sin embargo, el rol que actualmente tiene el dirigente socialista genera incertidumbre en sectores oficialistas, como por ejemmplo en la iniciatia que busca modificar la ley antiterrorista. “El proyecto partió con Peñailillo, siguió con Burgos y él delegó la tramitación al subsecretario Aleuy. Cuando llegó Fernández también lo dejó en manos de Aleuy. Ahora no sabemos en quién quedará y después de todo lo que pasó con el subsecretario, él debería retomar el rol”, afirma el senador Pedro Araya, integrante de la comisión de Constitución.

Como sea, varios de los parlamentarios con que antiguamente el subsecretario debía interactuar, hoy día coinciden en que su principal tarea no es otra que la seguridad.

"Está concentrado en tremendos desafíos como la visita del Papa, en eso trabaja con sus equipos", dice el jefe de comunicaciones de Alejandro Guillier, el dirigente comunista Juan Andrés Lagos, quien conoce hace años a Aleuy.

Publicidad
Ver versión móvil