Crédito: A. Uno
Una marcha de enanos (y unos pocos gigantes)
Opinión

Una marcha de enanos (y unos pocos gigantes)

Lo primero que uno hace cuando empieza un curso de Economía de la Desigualdad después haber tenido una clase de aspectos normativos del tema es mostrar una representación gráfica de la desigualdad. Entre ellas hay una increíblemente gráfica: la marcha de Pen (Pen’s Parade).

La misma está basada en un ensayo del economista alemán Jan Pen llamado “A Parade of Dwarf (and a Few Gigants)”, una marcha de enanos y unos pocos gigantes. La idea es que vienen marchando los ciudadanos de un país y sus estaturas están en relación a los ingresos que tienen.

Supongamos que hay una marcha de ciudadanos de Chile, durará una hora. Empiezan a marchar en Plaza Italia. Vienen marchando los primeros, a ellos en realidad no los vemos, están bajo tierra, vemos sus huellas. Las que dejan porque están upside down (al revés). Están endeudados de tal forma que no sólo no tienen ingresos sino que sus ingresos son negativos.

"En "la marcha de Pen", la idea es que vienen marchando los ciudadanos de un país y sus estaturas están en relación a los ingresos que tienen."

Pueden ser altos, pero están varios metros bajo tierra. Pueden ser ex propietarios de empresas medianas o pequeñas que han perdido todo, pero también pueden ser trabajadores tan endeudados con sus tarjetas que al llegar sus ingresos cada mes ya no tienen nada. 

Pasan unos segundos y vienen algunos ciudadanos. Son muy pequeños. Miden tan poco que necesitamos tener cuidado porque podríamos aplastarlos con nuestros pies. Quienes pasan los primeros segundos miden menos de un milímetro. Necesitaríamos una lupa para ver quienes son. Al minuto los ciudadanos que pasan son un poco más altos, miden doce centímetros más o menos.  

Eso es muy pequeño. Avanzan y mientras avanzan van creciendo. Pero no crecen tanto. A los cinco minutos los ciudadanos de Chile apenas miden treinta centímetros. Siguen marchando. Hay de todas las edades, niños, adultos, mujeres, hombres, ancianos. Muchos hogares reciben bonos del gobierno. Esa es realmente la principal fuente de sus ingresos que a los cinco minutos no debe ser mayor a doscientos mil pesos en cada hogar en el que viven.

Hay de todas las regiones de Chile. Pero hay más de la región de la Araucanía. Hay más indígenas. Hay más hogares en donde la mujer está cargo. Hay más desempleados. Ha pasado media hora, la marcha va llegando al ministerio de Educación, es la mitad de lo que dura la marcha, y quienes pasan ahora casi alcanzan el metro de estatura. ¡Todos desde el Mineduc a Plaza Italia miden menos de un metro! 

Los podemos ver con mayor claridad ahora. Son hogares sencillos. Sus ingresos bordean los quinientos mil pesos. Ese es el sueldo de una secretaria en un buen lugar o de una recepcionista en una excelente empresa. Ese sería el ingreso de ese hogar si ella fuera sola. Ella probablemente ya no recibe mucha ayuda del gobierno.

A los cuarenta minutos aún miden menos de un metro cuarenta. Esa es la definición de “enano”. La marcha va en Plaza Los Héroes, frente a la Universidad Alberto Hurtado. Han pasado cuarenta minutos y los ciudadanos de este país son todos “enanos".

A los cuarenta y cinco minutos han pasado marchando todos los hogares que tienen ingresos menores que el promedio de los ingresos de los hogares de nuestro país. Los que siguen ya miden cerca de un metro setenta. En esos hogares los ingresos llegan al millón de pesos. Con eso viven en promedio cuatro a cinco personas. Todos los que ya han marchado representan aproximadamente el 75% de la población. La marcha va llegando a República, el barrio universitario.

"Sólo quedan quince minutos de marcha y las estaturas empiezan a aumentar muy rápidamente, pero sólo al final."

Sólo quedan quince minutos de marcha y las estaturas empiezan a aumentar muy rápidamente, pero sólo al final. Antes de llegar a los cincuenta minutos los ciudadanos empiezan a medir dos metros de estatura y han pasado apenas un par de cuadras. Ahora la estatura aumenta un poco más de un metro en los siguientes diez minutos llegando a medir tres metros en el minuto cincuenta y cinco.

Ya sólo faltan cinco minutos de marcha y los primeros que partieron van llegando a Bascuñan Guerrero cerca del barrio Meiggs. En los siguientes minutos empiezan a crecer demasiado. Pasando de ocho metros en el último minuto. Eso miden los postes de la electricidad. 

Son como la pequeña gigante de la compañía francesa Royal Delux que vino hace unos años a Chile. Ella medía cinco metros. En ese último minuto el ingreso de esos hogares supera los cinco millones mensuales y viven de tres a cuatro personas en promedio. 

Entonces empezamos a ver a unos a los que ya no les podemos ver la cara. Son demasiado altos. En los últimos segundos de marcha vienen unos pocos, muy pocos, que llegan a medir 120 metros. En ese último hogar el ingreso del mes fue de más de 70 millones. Creo que con sus manos pueden tocar el techo de la Torre Telefónica. La marcha ha llegado a Matucana.

Esa es la representación gráfica de “Pen’s Parade”. Algunos software estadísticos la dibujan. Se puede apreciar la desigualdad, pero no solamente eso. Se puede apreciar los efectos de esta. Muchas preguntas surgen. ¿Qué clase de democracia se construye en un país donde dos tercios son enanos y unos pocos gigantes?

"Los gigantes pueden poner la reglas de convivencia y eso no es un equilibrio estable."

¿Cómo pueden nuestra voces valer lo mismo? ¿Qué sociedad se puede construir si algunos pueden morir aplastados por otros y otros podrían poder simplemente aplastar al resto? No se puede vivir así.

No se puede vivir ignorando a los gigantes. Esa es la preocupación más grave de que la desigualdad en el mundo esté aumentando. Los gigantes pueden poner la reglas de convivencia y eso no es un equilibrio estable.

Hay quienes incluso han propuesto un límite de “altura” o un ingreso máximo. Robeyns habla de una “Limitarian Doctrine” o la idea de que algunos tienen demasiado. Tanto que ponen en riesgo nuestra democracia. Tanto que no es ético habiendo tantos otros que no tienen nada.

 

*Título tomado de “A Parade of Dwarfs (and a Few Gigants)”. Jan Pen, 1971


Lo más visto en T13