7 razones para ver la película de Cristiano Ronaldo

7 razones para ver la película de Cristiano Ronaldo

1. Anthony Wonke

Porque está dirigida por Anthony Wonke, uno de los mejores documentalistas de la actualidad, quien aborda temas bélicos, delictuales, políticos y sociales desde hace veinte años. Y producida por Asif Kapadia, el responsable de las excelentes “Senna” y “Amy”, dos vistazos soberbios a ídolos de finales trágicos.

2. La obsesión con Messi

Porque la película no elude el tema fundamental: la disputa con Lio Messi. Pese a que se estrena después que Ronaldo ganó el Balón de Oro y la Décima, se hace cargo, con imágenes y testimonios, de la verdadera obsesión del portugués: ganarle al argentino en el balance de la historia.

3. El registro íntimo

Porque el mismo Ronaldo accedió a que se registrara su vida personal, en un intento por humanizarse. Su hijo pequeño es protagonista, pero la visión es sobrecogedora. La soledad, la educación, las tristes mañanas rumbo al colegio, el intento por olvidar que el niño no tiene madre, pues fue fruto de una transacción comercial. La imagen de la casa a la hora del desayuno es tan desoladora, que vale por sí misma.

[VIDEO] Publican nuevo adelanto de la película sobre Cristiano Ronaldo

4. La diferencia con Alex de la Iglesia

Porque, por la intimidad que devela, natural o artificialmente, ya es mucho mejor que el pastiche de Alex de la Iglesia sobre Messi, un pegoteo de testimonios sobre el crack que no se dejaba ver por ninguna parte. Ronaldo es valiente para abrir las puertas de su mundo, aunque eso le vaya en contra. La absurda imagen del estacionamiento de sus autos, o del diálogo con los apoderados del colegio de su hijo, son prueba de ello. Un documental de goles lo hace cualquiera: uno de la intimidad de un futbolista millonario es otra cosa.

5. La figura del representante

Porque pocas veces el cine argumental ha podido dar una descripción más acabada de la ausencia paterna, provocada por una temprana muerte debido a la cirrosis cuando la carrera de su vástago apenas comenzaba. Ronaldo es un náufrago que vive en busca de afectos. Esa carencia la suple Jorge Mendes, su manager, que permite entender la esencia de los futbolistas, sobre todo de los chilenos con Fernando Felicevich. Cuando se piensa que el estereotipo es una caricatura, Mendes aparece a plenitud como un mercader impenitente, un protector insufrible, un manipulador sin filtros.

6. La soledad de CR7

Porque lo dice el mismo Ronaldo: para él sus compañeros no existen, no sirven, no aparecen. En su lucha solitaria, el resto es decorado. No son amigos y, a ratos, pareciera que ni siquiera son compañeros. Nada como esta película para dejarlo muy claro. El tipo es un fenómeno, pero juega para sí mismo. Los mejores primeros planos de juego parecen buscar ese efecto: la imagen siempre permanece en su gesto.

7.La madre

Porque la familia queda reflejada tal cual es. Sobre todo la madre, que como suele acontecer en estos casos, luchó para lograrlo y disfruta lo que se ganó, con la certeza de ser la artífice real de la victoria. Y los hermanos, que no viven a la sombra de los celos, sino bajo el amparo protector de la fama y el dinero. No es casual que en los partidos estén más nerviosos que el propio Ronaldo. El mérito de la película es ese: nace como un comercial pagado y termina siendo el más fiel registro de una vida que sospechamos, pero que no vemos. También hay muchos goles.


Lo más visto en T13