Crédito: AFP
¿A qué Ángelo Henríquez a China?

¿A qué fue Ángelo Henríquez a China?

Posibles respuestas a la pregunta:  

  • a.- A comprar en los malls de Nanning, que al decir de la mayoría del plantel son modernos, bien surtidos, lujosos y amplios, a diferencia de lo que la mayoría pensaba. Los días de Mao quedaron atrás y la revolución se hace con ropa de marca, como lo demostraron todos los seleccionados, pero sobre todo Branco Ampuero, otro que no jugó ni un minuto pero que trajo lentes, camisas y un par de chalas.
  • b.- A escapar del frío de Croacia, que vive uno de los inviernos más crudos desde la guerra. Nanning es una ciudad cálida, las temperaturas nunca fueron gélidas y se diría que con una buena chomba se capeaba el frío.
  • c.- A mostrar fotos de su novia, una hermosura de la cual está muy enamorado y que sus compañeros de selección sólo conocían por referencias lejanas. Dicen que sería el principal impedimento para que el goleador retorne a la liga chilena.
  • d.- A escuchar lo que pretende Juan Antonio Pizzi de él para convertirse en una alternativa a Alexis, Vargas, Castillo y los demás. A decir verdad, diálogo no hubo mucho, pero lo importante era estar cerca.
  • e.- A nada. Y tiene razón de estar enojado. El viaje es largo, no se podía ver tele y ni en los entrenamientos fue considerado. Fue tiempo perdido y punto, lo demás son malas explicaciones.
  • f.- A sumar, obviamente. En la selección chilena actual todos los esfuerzos valen, cada triunfo es del colectivo y los sacrificios serán considerados. Henríquez se puso en la vereda opuesta a Esteban Paredes, quien no tuvo ganas. Es doloroso viajar y no jugar, pero demostró ser un soldado más de la causa. Y, como si fuera poco, agarró medalla.

Lo más visto en T13