Autocomplacientes y autoflagelantes

Autocomplacientes y autoflagelantes

El fútbol da para todo y permite múltiples miradas, algunas reales y otras acomodaticias. Edgardo Bauza, el técnico argentino, dijo que su equipo había jugado “un partido extraordinario”, por ejemplo, aunque me cuesta recordar una presentación más tibia e inocua de una escuadra que, según el ranking FIFA, es la mejor del mundo y debe tener la dotación ofensiva más contundente.

Lo concreto es que hoy estamos divididos. Entre aquellos que van la tabla, el sexto lugar y lamentan la pérdida de los tres puntos y la caída a la zona de eliminación y aquellos que creímos ver en la Roja un patrón de juego superior al de los otros partidos como visitantes. Chile neutralizó al rival, produjo claras ocasiones de gol en el segundo tiempo y no fue “sometido”, como pasó en el pasado cercano ante Paraguay, Colombia y Ecuador.

"Hoy estamos divididos. Entre aquellos que van la tabla, el sexto lugar y lamentan la pérdida de los tres puntos y la caída a la zona de eliminación y aquellos que creímos ver en la Roja un patrón de juego superior al de los otros partidos como visitantes"

El fútbol se gana con goles, me recordarán. Y es cierto. Pero contestaré que se ratificó la solvencia del bloque defensivo, que los rendimientos de Beausejour y Jara fueron correctos, que el mediocampo no destiñó pese a las ausencias, que el ingreso de Castillo fue interesante y que la escuadra de Pizzi terminó intacta para el duelo frente a Venezuela, pese a la gran cantidad de amarillas. Que lo importante es ganarle a los llaneros con cierta holgura (no me olvido de los goles como método de definición) y que la sensación de un equipo poderoso sigue acompañándonos.

Los problemas de Argentina son de ellos y me alegra que los tengan. Es, por estos días, un rival directo en la clasificación y deben ir a La Paz, donde el miedo siempre los congela. Los problemas nuestros son una tendencia aún manifiesta a no marcar goles, lo que debería ser remediado con la presencia de Valdivia y el gran momento de Castillo y Paredes, que en mi criterio le llevan ventaja a Eduardo Vargas para ser titulares el martes. 

El resto dentro de lo que cabe. Hay partidos y partidos y quiero recordar que a mucha gente le parecía casi inoficioso jugar con titulares en el Monumental de River. Definiremos la clasificatoria frente a Brasil, aún no hay certeza de los puntos que nos regaló la FIFA por lo de Bolivia y el camino siempre será pedregoso. Pero esta derrota no me dolió tanto. Estoy con los autocomplacientes.

 


Lo más visto en T13