Crédito: AFP
Avíspense con el Mundial alternativo

Avíspense con el Mundial alternativo

Italia, un país con una vasta tradición futbolera, campeón del mundo, permanente protagonista, cuna de leyendas y un mercado increíblemente atractivo para la FIFA y las empresas ligadas al deporte, se acaba de quedar fuera de Rusia 2018, desmintiendo otra vez todas las teorías conspirativas que suelen alimentar los aficionados. Suecia lo eliminó en justicia, ratificando otra de nuestras especialidades peloteras: la cábala. Los nórdicos son una maldición para los “Azzurri” -le propinaron la primera derrota en un Mundial, no fueron el '58 y ahora los eliminaron- y rompieron la tradición de los italianos de estar presentes desde 1970 cada doce años en una final.

Allá, como buen país civilizado, el debate final no es entre la suegra de Buffon contra los amigos de Immobile. El entrenador no da cátedras de moral y periodismo en su última conferencia de prensa y el clima no es de resignación, sino que de indignación. “Que se vayan todos” es el titular más frecuente de la prensa y la consigna es que habrá que partir de cero. Un lujo que pueden darse, porque, honestamente, la de este año no era “la generación dorada” de los tetracampeones.

"Allá, como buen país civilizado, el debate final no es entre la suegra de Buffon contra los amigos de Immobile. El entrenador no da cátedras de moral y periodismo en su última conferencia de prensa y el clima no es de resignación, sino que de indignación."

Dicho esto, me imagino que desde Quilín, con olfato comercial y deportivo, ya tomaron la idea del mal llamado “Mundial de los Picados”. Que habrán levantado el teléfono para contactarse con sus pares y organizar lo que a todas luces es una gran idea. Yo recomendaría buscar el patrocinio de la FIFA, que no querrá perder la oportunidad de quitarle espacio a mercados tan atractivos.

Por si no están enterados, los editores de Teletrece decidieron hacer un nuevo “sorteo” para la disputa de los grupos del Mundial Legal Alternativo (ALWC por su sigla en inglés) y emparejaron a Chile, Italia, Camerún y China en el grupo 1 y a Holanda, Estados Unidos, Qatar y al representante de Oceanía en el B, lo que parece compensar equilibrios deportivos con los de mercado.

El Mundial tiene que jugarse en la costa este de los Estados Unidos por una cuestión de horarios para nosotros, a Trump le va a encantar escupirle el asado a Putin, Qatar aportará generosamente sus petrodólares para asegurar el Mundial del 2022 y en China lo verán -igual que nosotros- como una gran manera de contrapesar el costo de ver un Mundial sin presencia propia.

Para que la idea -que debería entusiasmar a todos los involucrados- prospere en Chile, hay que acelerar los procesos. No sólo de la contratación de un técnico, sino de la programación del próximo torneo. Ya basta de lamentos y de la preocupación exclusiva por los fondos que caerán de la licitación del CDF. Es hora de ser proactivos, creativos, reactivos.

Todo debe ser una oportunidad. Es hora de salir del pantano en que nosotros mismos nos metimos. Y del que nadie nos va a sacar. Gratuitamente.


Lo más visto en T13