Crédito: Agencia Uno
Cinco datos clave para entender a Pizzi

Cinco datos clave para entender a Pizzi

Le marcó un gol a su país 

Juan Antonio Pizzi fue el primer jugador nacido en Argentina que le marcó un gol a la selección de su país. Frustrado al no ser convocado por la albiceleste, aceptó formar en la escuadra española, debutando el 94 ante Finlandia. El 20 de septiembre de 1995 jugó un amistoso contra los trasandinos. Ganó España dos a uno con un gol de Pizzi, que lo festejó, claro. Jugó 22 partidos en la Roja y convirtió ocho goles. Actuó además en el Mundial de Francia, contra Paraguay.

Llegó al Chaguito

Su primer trabajo como entrenador en Chile fue Santiago Morning, el año 2009, llevándolo a semifinales del torneo de clausura. En aquella época los microbuseros apostaban por jóvenes técnicos argentinos. El anterior, José Basualdo, se fue a Universidad de Chile y Pizzi aceptó, a sus 41 años, la oferta de Miguel Nasur pese a las precarias condiciones de trabajo, porque venía de dos años de cesantía, tras hacer dupla con el Chemo del Solar en Colón (su tierra natal) y Universidad de San Martín, en Perú.

La maldición del "cotillón"

Fue contratado el 2010 por la Universidad Católica, logrando el último título conseguido por los cruzados. En el Apertura del 2011 perdió la famosa final contra la Universidad de Chile de Sampaoli, luego de que el plantel llegara al Nacional festejando con cotillón tras haber ganado el primer partido de la serie. Gustavo Canales, con una proverbial actuación, inició una racha –o maldición- de la cual los cruzados no han podido sacudirse.

Pichichi contra Zamorano

Pizzi fue goleador del torneo español defendiendo al Tenerife en la temporada 95/96, anotando 31 goles en 41 partidos jugados. Compitió con Iván Zamorano, que el año anterior se había consagrado campeón con el Real Madrid de Valdano, que esa temporada apenas marcó 12 tantos. Los principales clubes de Pizzi fueron Tenerife, Barcelona, Rosario Central, River Plate y Valencia. Se despidió reemplazando a Palermo en el Villarreal el 2001, mucho antes de que llegara Pellegrini.

Le dicen "Macanudo"

Inolvidable fue su paso como jugador por el Barcelona, donde fichó en 1996. Hizo un gol histórico en la Copa del Rey, cuando los catalanes dieron vuelta un partido que perdían por 3 a 0 frente al Atlético de Madrid y terminaron ganando 5-4. Cuando marcó el tanto de la victoria, el relator Joaquin María Puyal exclamó, pletórico, “Pizzi, eres macanudo”. Desde ese día ese fue su apodo a nivel internacional. 


Lo más visto en T13