Crédito: Agencia Uno
Cometa Haley: El abrazo de Jadue, ¿o de Judas?

Cometa Halley: El abrazo de Jadue, ¿o de Judas?

Sergio Jadue dio dos zancadas largas para abrazar a la Presidenta Bachelet tras el gol de Alexis en la final de la Copa América. Sellaba así un largo tránsito para regenerar confianzas luego del escándalo de la FIFA. Ese abrazo era de emoción, pero también de agradecimiento: Bachelet y su gobierno habían terminado –a un costo prohibitivo y en marchas forzadas- el Estadio de Concepción, había construido una red de coliseos a lo largo del país, compró - en una operación inédita y casi escandalosa- entradas para que el Mundial sub 17 no fuera un fracaso en las tribunas y, finalmente, ganándose odios y antipatías, anunciado la construcción de un nuevo Juan Pinto Durán para que “la selección no sufriera  espionajes”.

O sea, nunca en la historia un gobierno se comprometió tanto por el fútbol y su presidente, incluso obviando las dudas sobre su proceder en los casos de corrupción que afectan a la FIFA y a la Conmebol. Razones tenía Jadue para abrazar apretadamente a la Presidenta.

Un abrazo que a estas alturas parece el de Judas. Bastó que el Ministerio de Justicia comunicara que los sueldos que se habían asignado los dirigentes del fútbol eran ilegales y deberían devolverlos para que los misiles fueran lanzados desde Quilín. Aprovechándose de las circunstancias políticas y olvidando las lealtades, Jadue comparó la situación con el cometa Haley, ese cósmico distractivo utilizado por la dictadura para acallar las primeras protestas.

Para refrendar la tesis, buscó el apoyo de Luis Larraín –timonel de la UC y militante UDI- para acusar que la resolución del Ministerio era una “cortina de humo” intentando esconder los errores del Ejecutivo. Los asesores de la ANFP consideraron, entonces, que la mejor manera de zafar del lío era politizar la discusión, con un resultado que aún está por verse.

En lo concreto, el tema de fondo es por qué la Asociación sigue siendo una Corporación Privada Sin Fines de Lucro, lo que es una bofetada a la inteligencia de cualquier cristiano, ya que el organismo es una inmensa caja recaudadora de dineros que van en beneficio de Sociedades Anónimas Deportivas, que tienen por fin último…el lucro.

El debate sobre si quien ocupa el sillón de presidente debe ser remunerado o no es interesante y sabroso, toda vez que los máximos dirigentes de casi todas las entidades que controlan el fútbol en el mundo están presos o perseguidos por la justicia. Pero el asunto de fondo es que la figura jurídica que mantienen para la ANFP es anacrónica, inadecuada y no favorece en modo alguno la transparencia de los millonarios ingresos que percibe. Una muestra de eso es que sus Consejos siguen siendo a puertas cerradas, bajo el más hermético de los secretos, pese a que es la más pública de las actividades.

La guerra está declarada entre el Gobierno y la ANFP. Quién iba a decirlo.


Lo más visto en T13