Crédito: AFP
Cruyff, el hombre que cambió el fútbol

Cruyff, el hombre que cambió el fútbol

A Johan Cruyff lo llamaban “Jopie” desde que era un niño en el barrio de Betendorp, en Amsterdam, a cinco minutos caminando del estadio del Ajax.

Su madre trabajaba limpiando los baños del recinto, y su padre vendía verduras de día y en las tardes, gracias a sus habilidades futbolísticas, había conseguido trabajo como asistente en las series menores del club. Por eso, Cruyff pasó casi todos los días de su infancia en el De Meer, un estadio increíblemente modesto que luego vería crecer en sus pastos a una generación inolvidable.

En el notable libro “El joven Cruyff” de Jan Eilander está narrado el secreto del éxito de uno de los cinco mejores jugadores del siglo XX. Al holandés le gustaba que sus rivales le dijeran Di Stefano cuando pequeño, anticipando que su modelo era de recorrer toda la cancha, de armar y cerrar la jugada, de la movilidad constante. A la Saeta Rubia no pudo verla jugar, pero la descubrió en el cine, cuando junto a sus amigos fue a ver “Tarzán” y les pasaron, como aperitivo, un noticiero con el Real Madrid campeón de Europa. Fue tanto el encandilamiento, que en sus memorias Cruyff describió el momento como una epifanía.

Jopie brilló en el Mundial de Alemania, se negó a jugar en Argentina 78, llevó al Ajax al mejor momento de su historia y luego repetiría la hazaña con el Barcelona. Se fue a colonizar –con Pelé y Beckenbauer- la liga estadounidense y finalmente se convirtió en el técnico que –siguiendo la escuela holandesa- revolucionó la estética del fútbol mundial y llevó a los catalanes a la cima de Europa.

Su espíritu fue siempre contestatario y rebelde. Casi provocador. Desde niño. Dice Eilander que en la escuela, siendo niño, le preguntó al profesor de religión cómo era posible que los humanos descendieran de Adán y Eva si la primera pareja sólo había tenido dos hijos hombres. El maestro, indignado, le ordenó escribir cien veces “el fútbol es para los pobres de espíritu. Creer en Dios es la única verdad y el único deporte auténtico y profundo”.

Pocos años después, Johan Cruyff reescribiría la historia de esa religión que todos llaman fútbol.


Lo más visto en T13