Crédito: Agencia Uno.
Del verbo fome

Del verbo fome

Salgo malhumorado del Nacional después del “superclásico”, escandalosamente fome . Que el fútbol sea malo no importa demasiado, pues habitualmente pasa: hay partidos que no levantan vuelo, simplemente, por la falta de ambición de los planteamientos, las modestas aspiraciones de los equipos o porque, simplemente, no les dio para más.

Lo que irrita son las explicaciones para tamaño bodrio, que rozan la burla. Uno no es tonto, por lo que supone que ustedes, los hinchas, no se tragarán todo eso que se dice después de tamaño desperdicio. Había 35 mil personas que se portaron casi bien dentro del estadio, por lo que abonaré este triste cero a cero al ítem “grandes oportunidades desperdiciadas”, del que está llena la bitácora del fútbol chileno.

Eso sin contar que se juega a la hora de almuerzo, porque ustedes saben que esas cosas, a estómago vacío, saben más amargas.

LEE TAMBIÉN

La U y Colo Colo igualan en deslucido Superclásico disputado en el Nacional

Por lo pronto, y dando vuelta la página, habría que reflexionar seriamente de la “venganza de Pellegrini”. La teoría, sustentada por varios, es que luego de ser despedido por el jeque para reemplazarlo por Pep Guardiola, al ingeniero –un caballero que no cometería ningún acto imprudente- se le está dando, inesperadamente creo, la exquisita posibilidad de la venganza. El equipo, que en la Premier anda a los tumbos y sin ninguna posibilidad de campeonar, retrocede en la tabla y, aparentemente, se preocupará solo del PSG. Con la derrota ante el United quedó al borde de la eliminación de la Champions para el próximo año, por lo que Guardiola llegaría, con todos sus refuerzos debajo del brazo, sin chance de competir con los grandes de Europa.

Ya me imagino la pataleta del jeque y el cabreo de Pep, que bien merecido se lo ganan por anunciar tan anticipadamente la partida irremediable de don Manuel, que bien guardado tiene su próximo destino.

Estoy sentado, actualizando cada dos minutos la página de T13, para saber los nominados nacionales para la Roja de Pizzi, y no hubo grandes sorpresas. Si no fuera por la venganza de don Manuel y el accidente de Fernando Alonso en Australia, será el domingo más fome en mucho rato. Y eso que había “superclásico”.

LEE TAMBIÉN:

Nicolás Castillo y Jeisson Vargas destacan en nómina de jugadores locales para La Roja


Lo más visto en T13