Crédito: Agencia Uno
Junten miedo...se viene el nuevo cacique

Junten miedo...se viene el nuevo cacique

Habría que ser especialista en la Bolsa para entender el complejo día viernes que vivió Colo Colo. Y si hay algo que no quiero ser en la vida es especialista en la Bolsa. Por ende, trataré de simplificar el tema para que yo mismo pueda entenderlo.

Hernán Levy, ex presidente de Blanco y Negro- fue involucrado hace una semana por Pancho Malo en pagos directivos para “aplacar a la barra”. El ex timonel y Gabriel Ruiz Tagle fueron inversionistas que financiaron a los líderes para controlar a la masa, lo que fue una práctica frecuente y dañina hace algunos años, pero que hoy está duramente sancionada, aunque no se sabe si desterrada.

"No sé, ni comprendo, ni alguien ha sido capaz de explicarme el por qué, en un mismo día, el 20,8 por ciento del total de la propiedad de Colo Colo estuvo disponible"

Sin que se hicieran públicas las razones, Levy decidió poner a la venta el 9,5 por ciento de sus acciones - a 245 pesos- pretendiendo recaudar 4 millones de dólares, aproximadamente. Fue entonces cuando apareció la corredora IM Trust con la intención de vender un 6 por ciento del total de acciones del club, a precio más bajo, 230 pesos.

Al enterarse de esta movida, Levy decidió ofrecer un nuevo paquete de sus títulos, cercano al cinco por ciento, a un precio de liquidación: 180 pesos por acción. No sé, ni comprendo, ni alguien ha sido capaz de explicarme el por qué, en un mismo día, el 20,8 por ciento del total de la propiedad de Colo Colo estuvo disponible. Si un magnate con espaldas suficientes hubiera querido hacerse cargo de la quinta parte de la propiedad total de Blanco y Negro, lo habría hecho desembolsando 7,5 millones de dólares. Una ganga.

Pero pasó lo que todos los analistas previeron: sólo se adquirió el paquete más barato, pero que a precio de liquidación (1,3 millones de dólares) daba derecho a un sillón en el directorio albo. Es decir, en pocas semanas, cuando deba renovarse la mesa directiva, habrá un nuevo controlador, que será Aníbal Mosa, si son ciertas las versiones que aseguran que el comprador del “remate” es un cercano que le permitiría, a través del sillón extra, cumplir con su gran sueño. Ser presidente de los albos. Justo en la semana en que un grupo de socios (no confundir con accionistas) inició un movimiento para quitarle el título de Presidente Honorario a Augusto Pinochet, quien obtuvo su carnet el año 1982.

"...en pocas semanas, cuando deba renovarse la mesa directiva, habrá un nuevo controlador, que será Aníbal Mosa."

¿Qué pasará si Aníbal Mosa se hace cargo de Blanco y Negro? Pues que con toda seguridad querrá ejercer su rol, a diferencia de Leonidas Vial quien prefirió entregárselo a Arturo Salah. El descendiente de sirios no ha ocultado jamás se intención de protagonismo en el club, y su disputa con el mismo Salah por tener una oficina en el Estadio Monumental ha sido una de las rencillas más extrañas del último tiempo en la tienda alba.

Mosa luchó por repatriar a Paredes, se reunió con históricos para recibir consejo deportivo y sus declaraciones han sido siempre polémicas. ”Los que toman decisiones deben estar revueltos con el proletariado”, dijo alguna vez para contrarrestar el poder de los corredores de bolsa que se habían tomado la mesa de Blanco y Negro.

"El descendiente de sirios no ha ocultado jamás se intención de protagonismo en el club, y su disputa con el mismo Salah por tener una oficina en el Estadio Monumental ha sido una de las rencillas más extrañas del último tiempo en la tienda alba."

Algo cambiará, y pronto, en el Cacique. Un movimiento no menor que incidirá en las políticas futbolísticas, en la relación con la hinchada y, sobre todo, en el populismo que podría arribar a Pedreros. Un contraste con la lejana frialdad de Leonidas y su brazo ejecutor, Arturo Salah, quien seguramente dará un paso al costado. La cuenta regresiva para una nueva historia ha comenzado. 


Lo más visto en T13