Crédito: Agencia Uno
La selección al diván

La selección al diván

La selección cerró el año con una derrota ante Uruguay, lo que no es nada grave si se tiene en cuenta el nivel de juego mostrado y la envergadura del rival. Sampaoli perdió el invicto en casa (jamás ha podido ganar en el Monumental) y este año sólo habíamos caído ante Alemania y Holanda, por lo que el mal rato que nos brindaron los charrúas es evidente.

Pese a que frente a Haití, México y Bolivia el balance no fue bueno, es el tropezón ante la escuadra de Tabárez lo que quedará marcado como el punto final para el balance del año. Y la conclusión pesimista es que, después del Mundial, avanzamos muy poco. Es el mismo grupo, los mismos titulares, el mismo estilo y los mismos problemas, básicamente.

"Mientras Bravo mostró coraje, valentía, autocrítica y decisión para encarar el tema de los premios, Alexis y Vidal hicieron mutis por el foro."

Seguimos discutiendo por la falta de estatura de la defensa. Y por la carencia de variantes ofensivas cuando el rival nos obliga a buscar por arriba. Jorge Valdivia volvió, pero volvió como siempre: pocas veces para dos partidos seguidos, con muchas lagunas, siempre entre algodones. Seguimos con Alexisdependencia y Arturo Vidal después de su lesión no tiene ni la rapidez, ni la explosión ni la potencia de antes, aunque siga siendo un gran jugador.

Si el mismo Vidal y Alexis querían discutirle el liderazgo a Claudio Bravo tendrán que esperar un buen rato más. Mientras el arquero del Barcelona mostró coraje, valentía, autocrítica y decisión para encarar el tema de los premios, los otros dos actores del núcleo duro de la Roja hicieron mutis por el foro. Al igual que Sampaoli, Jadue y compañía, que dejaron al meta en uno de los mano a mano más difíciles de su carrera.

Actuando en solitario, Bravo agigantó su imagen. Y hoy es el estandarte indiscutido de un equipo todavía muy inmaduro. Lo demostró Gary Medel frente a Uruguay. La chispeza es buena, como el cilantro, pero nunca tanto.

"¿Se acuerdan la especialista que llevó Brasil después de la definición contra Chile en Belo Horizonte? Después de un breve tratamiento para liberarlos de las presiones perdieron 7 a 1 con Alemania. Bueno, habría que contratar a cualquiera, menos a esa."

Lo fundamental para la Copa América será ampliar el abanico donde aún no hay opciones, buscar formular alternativas pero este equipo tiene base y conocimiento. Puede pelearle a Brasil (imparable con Dunga), Argentina (que quiere volver a ganar la Copa), a Colombia y Uruguay, que serán los rivales más duros. Pero tendrá que asumir la carga de ser local, la ansiedad del medio y la tensión del protagonismo, que siempre nos ha hecho mucho daño.

 Eso requiere madurez (que no la tenemos) y trabajo específico. En un equipo donde el espionaje y la motivación son dos disciplinas muy asumidas, habría que, en mi modesta opinión, agregar una cuota de sicología. ¿Se acuerdan la especialista que llevó Brasil después de la definición contra Chile en Belo Horizonte? Se llamaba Regina Brandao y después de un breve tratamiento para liberarlos de las presiones perdieron 7 a 1 con Alemania. Bueno, habría que contratar a cualquiera, menos a esa.


Lo más visto en T13