Crédito: Agencia Uno
Los fuegos y el humo

Los fuegos y el humo

La Universidad de Chile saltó a la cancha en el último clásico del Nacional bajo una impresionante batería de fuegos de artificio. No estaban financiados por la barra, sino por el club y contaban con la debida autorización de la Intendencia y Estadio Seguro.

La inquietud no son los fuegos de artificio –hasta hace muy poco prohibidos terminantemente por la autoridad local e internacional, incluyendo su pariente pobre, las bengalas- sino el motivo. ¿De verdad creen en Azul Azul que los tiempos están para pirotecnia? Colo Colo había hecho lo mismo en el clásico en el Monumental  y, como la tendencia pareciera multiplicarse, sería razonable preguntarse por qué los dirigentes creen que el marco adecuado para abrir las contiendas es bajo las luces centelleantes de la pólvora luminosa, aún cuando sus equipos realizan una de las campañas más pobres de los últimos años.

"La inquietud no son los fuegos de artificio, sino el motivo. ¿De verdad creen en Azul Azul que los tiempos están para pirotecnia?"

Al final del partido, por lo pronto, las cosas no estaban para el festejo en el camarín de los azules: eliminados de la Copa Chile, la única chance que les queda para que la generosa inversión realizada en esta temporada tenga vitrina internacional es llegar en los lugares de avanzada, algo complicado si consideramos la incómoda posición en la tabla de los muchachos de Víctor HUgo Castañeda.

El nerviosismo se ha apoderado del técnico, que reparte culpas generosamente: contra su antecesor, los árbitros, algunos jugadores del plantel y ahora por las violaciones al fair play deportivo. Es una veta interesante, ya que el concepto involucra muchos matices y sería interesante explorar el tema tras la sugerencia de Castañeda. ¿Es un atentado al fair play reclamar por todos los cobros del árbitro, por ejemplo? ¿Se ciñen los jugadores de la U a la ética deportiva? ¿Hay una enseñanza o instructivo específico para no simular, no magnificar, no inducir al engaño? Si el banco azul logra un avance en ese sentido, con sus propios jugadores, habrá dejado un legado trascendente en nuestro fútbol.

"Está claro que el plantel –el mismo por el que se invirtieron casi 10 millones de dólares- les quedó “desbalanceado”"

Por lo pronto, en estas horas aciagas, la directiva de Azul Azul enfrenta una encrucijada que tiene relación con la continuidad de este proceso. ¿Seguirá Víctor Hugo al frente sea cual sea el resultado? O, si se queda sin premio internacional, ¿habrá llegado el momento de un nuevo entrenador? Lo que está claro es que tendrán que reformular el plantel bajo las absurdas normas del torneo chileno, que permite tres contrataciones en el receso estival. Ya está claro que el plantel –el mismo por el que se invirtieron casi 10 millones de dólares- les quedó “desbalanceado”. ¿Cuánto habrá que gastar para equilibrarlo? Ahí si que habrá que ponerle fuegos artificiales.


Lo más visto en T13