Crédito: Agencia Uno
Suspenden tres partidos de Copa Chile tras incidentes en Talca

Sin repetir ni equivocarse

Yo me cansé. De decir lo mismo, de aguantar la inoperancia de las autoridades y la complicidad de los dirigentes del fútbol. Me cansé de ser registrado con pulcritud cada vez que llego a un estadio para que los verdaderamente peligrosos ingresen lo que quieran a las tribunas. Me hastié del debate parlamentario, de las excusas de los Carabineros y del Gobierno.

Me atraganté con la reiterada retórica del Plan Estadio Seguro. Me tiene podrido hablar del bombo, de los estadios nuevos con problemas, de la inoperancia para frenar una violencia que tiene su raíz en un grupo pequeño. Me cansé de que se esgrima la palabra “delincuentes” sin que se reconozca que son parte de un club que los alberga, los acoge y los subvenciona, aunque digan lo contrario. Me cansé de escuchar siempre esto mismo.

Esto está más allá de nuestras posibilidades. Son delincuentes que se infiltran en la barra y contra los cuales nada se puede hacer. Amenazan y generan temor. Ante esto nosotros como club no tenemos responsabilidad, porque es un tema social más profundo y debe ser abordado por el Estado en su conjunto”. (Cualquier presidente de Sociedad Anónima Deportiva chilena).

Es responsabilidad del equipo organizador garantizar la seguridad y el normal desarrollo de los eventos deportivos.  Y el plan preventivo estuvo mal aplicado, lo que obliga a analizar los futuros eventos. De acuerdo a la nueva ley, caben sanciones a los responsables de esta situación”. (José Roa, Jefe del Plan Estadio Seguro).

La reforma a la Ley de Prevención de la Violencia en los Estadios, como todas las del actual gobierno, está mal hecha”. (Cualquier político de derecha).

Lo que acontezca dentro de los recintos deportivos, de acuerdo a lo que estipula la ley, es de responsabilidad de los clubes. Carabineros no dispone de las herramientas necesarias para garantizar la detención de los responsables de los desmanes en los estadios”. (Cualquier oficial de Carabineros a cargo de un partido con incidentes).

No es cuestión del número de guardias, sino de las características de los desmanes. Ni con 500 guardias capacitados se podría detener lo que ocurrió”. (Cualquier responsable de la seguridad privada en los recintos del país).

Este es un problema mucho más profundo, que tiene que ver con la injusticia, la desigualdad social y los canales de expresión de los más desposeídos”. (Cualquier sociólogo no aficionado al fútbol que analice el problema).

Es culpa de la dictadura y su herencia de odio y violencia. Y de los gobiernos democráticos que se vendieron al sistema capitalista. Quieren subir los precios para seguir discriminando al público por su condición social. Al fútbol lo privatizaron, como privatizaron todo el país, y no permitiremos que los ladrones de cuello y corbata se queden con nuestro querido club”. (Cualquier dirigente de barra que pueda articular dos frases seguidas, hablando a los medios, pero con el rostro pixelado).

Todo está en manos de los organismos pertinentes”. (Cualquier dirigente de la ANFP, declarando apurado y a la carrera).

La culpa es de los flaites,  que echaron a las familias del estadio”. (Cualquier hincha de club saliendo del estadio mosqueado y tras haber sido revisado cuatro veces por Carabineros, que le quitaron la bebida, la banderita y el lápiz tinta, mientras que el partido fue suspendo por culpa de encapuchados con droga, estoques y bombas de ruido).

Es lamentable lo ocurrido pero puedo garantizarles que las medidas para salvaguardar la seguridad de los asistentes ya están tomadas –en conjunto con Carabineros y los clubes- para el próximo clásico, donde pondremos en práctica el operativo especial más grande y eficiente de que se tenga memoria. Si pasa algo será verdaderamente por imponderables que no podemos controlar”. (Cualquier Intendente)

Cualquier solución a este problema tiene que pasar, necesariamente, por cambiar este discurso pelotudo y sin sentido, que se pronuncia siempre, bajo cualquier circunstancia, sin ni un asomo de autocrítica.


Lo más visto en T13