Crédito: Agencia Uno
Primarias o primera vuelta: el dilema de la DC
Opinión

Primarias o primera vuelta: el dilema de la DC

Carolina Goic será proclamada como la candidata presidencial de la DC. Sorprendentemente ha generado un rápido consenso en los líderes del partido, marcando claras diferencias con el bochorno electoral de 2013 donde no pocos representantes botaron a Orrego y trabajaron por Bachelet. Algunos ya abandonaron su decisión preliminar que consistía en abanderizarse tempranamente por el ex Presidente Lagos. Otros, aún ven con buenos ojos la postulación de Alejandro Guillier en un afán por reconstruir el centro político en Chile. Sin embargo, hoy por hoy, todos están tras Goic.

"Goic ha generado un rápido consenso en los líderes del partido, marcando claras diferencias con el bochorno electoral de 2013, donde no pocos representantes botaron a Orrego y trabajaron por Bachelet"

Despejado este asunto, la siguiente derivada es si Goic competirá en la primaria presidencial de julio o en la primera vuelta de noviembre. La pregunta no es pueril, pues de su respuesta depende la continuidad de la Nueva Mayoría o la conformación de una nueva coalición político-electoral. Adicionalmente, la respuesta a esta pregunta también está impactada por algo obvio: el posicionamiento de Goic en las encuestas. Si Goic llega al mes de abril con bajos niveles de intención de voto, la DC no tendrá incentivos para competir en la primaria y menos aún en la primera vuelta. Dado que la elección presidencial es concurrente con la legislativa, los candidatos al Congreso buscarán presidenciables populares con quienes sacarse la foto, abandonando a quienes no tengan opción de llegar a La Moneda. En cambio, si Goic asciende rápidamente en las encuestas, entonces sí tiene sentido la pregunta original. Es decir, si competir en primarias o en primera vuelta. Voy a argumentar en ambas direcciones.

Respecto a la primaria, sostengo que las opciones de Goic aumentan en caso de que la competencia sea sólo a dos bandas con Guillier. Suponiendo que Goic supera ampliamente a Lagos e Insulza en las encuestas, lo esperable sería un gesto de ambos. Ese gesto es equivalente a bajar sus candidaturas entregando el respaldo a Goic. De esa forma, los partidos tradicionales podrían enfrentar de mejor forma a Guillier. Sería algo así como “los institucionales” versus los “outsiders”. Dado que en una primaria es muy relevante la movilización electoral que hacen los partidos, si Goic tiene a su disposición las máquinas partidarias sus chances aumentan. Ahora bien. Esas máquinas están desprestigiadas y desgastadas. Por algo les ha sido tan esquivo fichar y refichar militantes. Pero para una primaria, alcanza. No es lo mismo fidelizar militantes que conquistar o movilizar votantes.

"La siguiente derivada es si Goic competirá en la primaria presidencial de julio o en la primera vuelta de noviembre. La pregunta no es pueril, pues de su respuesta depende la continuidad de la Nueva Mayoría o la conformación de una nueva coalición político-electoral"

Visto así, un camino para derrotar a Guillier- siempre difícil, por cierto- pasa por un acuerdo entre el PS-PPD-DC. La situación se complica en caso de que la primaria sea a tres o cuatro bandas. La fragmentación dentro de la Nueva Mayoría sólo fortalecerá las opciones de Guillier.

El escenario de primarias siempre supone la sobrevivencia de la Nueva Mayoría. La coalición tendría un origen estrictamente “pre-electoral”. Este es el formato que se ha utilizado hasta ahora. ¿Qué sucedería si pensamos en un diseño de coaliciones en términos “post-electorales”? En este escenario las primarias dejarían de tener sentido, trasladando toda la competencia a la primera vuelta. Recién luego de la primera vuelta se podrían definir más formalmente las coaliciones. A todo militante DC le seduce la idea de competir con un candidato presidencial propio en primera vuelta. Pero a veces esas aspiraciones chocan con la realidad. Ir a primera vuelta implica romper la coalición tal y cual la conocemos hasta ahora. Para hacerlo se necesita no sólo convicción y ganas, sino que también votos. Algunos dirigentes de la DC han señalado que es imposible ganar una primaria dentro de la Nueva Mayoría, y que por eso se debe ir a primera vuelta. Lo que no se entiende de este argumento es que si la DC no es capaz de ganar una primaria, ¿por qué tendría más opciones en una primera vuelta?

"La pregunta es si la DC quiere potenciar a Goic sólo para evitar el triunfo de Piñera- y de paso entregar la banda presidencial a Guillier-, o si existen fundados ánimos para reconquistar La Moneda"

La candidatura de Goic no tendrá un camino fácil. Su proclamación será muy tardía y el calendario es demasiado estrecho. Los primeros días de mayo se deben inscribir las candidaturas para las primarias. Por tanto, si Goic es proclamada el 11 de marzo, la DC tendrá poco tiempo para decidir entre una estrategia y otra. Lo que está claro, eso sí, es que la candidatura de Goic se constituye en un cortafuego entre Piñera y los votantes de centro. En 2009- con voto obligatorio aún- Piñera derrotó a Frei justamente en este perfil de votantes. Aprovechando que Guillier poco a poco ha ido polarizando su mensaje, el centro ha quedado huérfano. Este es el argumento más fuerte para competir en una primera vuelta. La pregunta es si la DC quiere potenciar a Goic sólo para evitar el triunfo de Piñera- y de paso entregar la banda presidencial a Guillier-, o si existen fundados ánimos para reconquistar La Moneda. 


Lo más visto en T13