Crédito: Agencia Uno
[EN VIVO] Colo Colo venció a Unión La Calera en el Monumental
Opinión

Otra vez

Por más que Colo Colo siga imbatible, gane todo lo que le tocó jugar y terminada la sexta fecha  tenga varios puntos de ventaja sobre su escolta, no creo que el campeonato esté decidido. La gracia es que todos quieren botar al puntero y todavía quedan los clásicos y en algún minuto el vuelito se acaba, pero en realidad no quiero hablar de Colo Colo. Me llama la atención lo de la U. Después de perder contra Audax, un camarógrafo del canal, rayado por la U, me dijo textual… “viendo este equipo, me acuerdo que estuvo Sampaoli en la banca y me pongo a llorar…”. Dándole vueltas a esa frase, el mérito de ese equipo es que encontró un sello y por eso le fue bien. El técnico, impuso un sistema, los jugadores lo entendieron y lo pusieron en práctica.

Además a los rivales, les costó descifrarlo hasta que, como suele suceder, se fue diluyendo, los otros entrenadores empezaron a conocer lo que tenían en frente y finalmente hubo que renovarse. Ojo que les ha pasado a muchos. Al Colo Colo de Jozic, a la U de Vaccia, al Cobreloa de Acosta, a la Católica de Pellicer y podemos seguir. A Guardiola, a Bianchi, a Telé Santana. 

El tema es que Lasarte, cuando llegó a la U, venía con hambre. Sobre todo por él. Armó un equipo a su pinta, jugó como quería y fue campeón. Simplecito. Ese equipo jugaba y no le entraban balas. Pero lo difícil es renovarse en el éxito y ese ha sido el pecado de la U. No lo supo hacer. ¿Se confió? ¿Se conformó? Parece que se mareó con tanta cosa, porque entre el estadio, la mala Copa Libertadores y malos fichajes, eso repercutió en la cancha. La sensación que queda es que en Azul Azul, que históricamente ha tenido pugnas entre los directores, hay una realidad a nivel de los que mandan y otra del equipo. Hay dos mundos que tienen en común los colores, las consignas, el espíritu de la U, pero el que luce es el que juega, y e que juega no lo está haciendo bien.

Entonces, ahí hay un problema. Son dos mundos cuando debiese ser solo uno. Cuando tendrían que ir de la mano, juntos, como en las canciones, para que el final fuese feliz, se nota que no hay un vínculo tan aceitado.   Es imposible que un plantel como el que tiene Lasarte haya jugado tan  mal en más de la mitad de los partidos de este semestre.  Probablemente le pase lo del campeonato anterior cuando regaló tantos puntos al inicio, que cuando a mitad de camino, se subió a un Ferrari y empezó a ganar a quien se le pusiera por delante, fue demasiado tarde.

Al hincha de la U, le gusta que su equipo sea como un arietes. Esas armas de las épocas antiguas que echaban abajo fortificaciones que parecían inexpugnables. Si fuese así, habría otra cosa por la que preocuparse. Sabiendo que es un campeonato corto, el mismo “deté” y casi los mismos jugadores cayeron en el mismo error

El problema es que ya tarde y parece que de eso no se han dado cuenta.


Lo más visto en T13