Crédito: AFP
Brasil, ya sin Dilma en el poder
Opinión

Brasil, ya sin Dilma en el poder

Las crisis políticas que se desarrollan en Brasil y Venezuela se aceleran, pero no tendrán una definición rápida ni inmediata, cuando el FMI informa que la región sufre la peor crisis desde 1983. En el primer caso el Senado votó el inicio del juicio político a Dilma, para lo cual requiere mayoría simple, tras rechazar una iniciativa del nuevo Presidente de la Cámara de Diputados para impedirlo.

Los 56 votos positivos, anticipan que la oposición ya tiene los dos tercios necesarios, para desplazarla definitivamente, como resultante del juicio político que puede durar varios meses. Ella ha dejado inmediatamente el poder y asume en forma interina el Vicepresidente (Temer) durante los seis meses que tiene el Senado para realizar el juicio político, quien ha sido elegido para terminar el mandato, el 1 de enero de 2019. Dilma asume que la votación será negativa para ella y ha dado los primeros pasos para una estrategia de "resistencia", ha dicho que renunciar sería convalidar el golpe y que ella prefiere que la destituyan para hacerlo evidente.

Sostuvo que permanecerá hasta el último minuto y ha dispuesto conducir la estrategia de sus partidarios (el PT y movimientos sociales), desde el Palacio de la Alvorada -la residencia presidencial en Brasilia- que seguirá utilizando hasta que la destituyan. Se trata de un gesto simbólico destinado a mostrar que sigue siendo Presidenta aunque no ejerza. El intento de negociar un llamado a elecciones anticipadas para evitar su destitución, si realmente existió no tuvo éxito. Esta semana, el Papa recibirá  dos personalidades opuestas al juicio político, en un gesto que favorece a Dilma. Mientras tanto la economía se deteriora cada día más y la calificadora Fitch, redujo los bonos de Brasil al nivel de "bono basura". Sumado a la  incertidumbre política existente, fiscales han acusado a Lula y tres ministros de sus ministros por vinculaciones con el "Petrolao" y a ella de encubrirlos. 

Temer ya ha organizado su gabinete, e intentará gobernar hasta el final del mandato, lo que hoy resulta incierto. Dará prioridad a intentar recuperar la confianza de los mercados y para ello llevaría como ministro de economía a un ex ministro de Dilma bien visto por ellos (Meirelles). El plan económico consistiría en anunciar una fuerte reducción de gastos -sin afectar los programas sociales más populares como es el "Bolsa Familia"- avanzando en la reforma previsional y laboral.

En los cargos políticos más relevantes designará a sus hombres de confianza dentro del PMDB, el partido al que pertenece, que ha sido hasta hace pocas semanas aliado del PT. Pero tendrá como problema político relevante, las investigaciones de corrupción, que lo afectan tanto a él como a figuras de su círculo. La Suprema Corte resolvió la semana pasada separar al Presidente de la Cámara de Diputados (Cunha), de la línea sucesoria, por sus vinculaciones con las denuncias de corrupción. Se trata de una figura clave en la decisión de dicha Cámara de enjuiciar a Dilma, quien habría enviado el mensaje al Vicepresidente, de que no lo abandone en estas circunstancias. Hoy parece claro que el Senado vote la destitución de Dilma, pero no que Temer logre alcanzar la gobernabilidad, con lo cual, puede verse obligado a convocar a elecciones anticipadas antes de finalizar el año.  

Argentina en las últimas semanas, ha adoptado una actitud prescindente frente a la crisis -al igual que ha hecho EEUU y la mayoría de los países de la región- y con un gobierno de Temer no tendrá problemas a la vista, como si pueden tenerlos países como Venezuela, Ecuador y Bolivia, que asumieron una postura favorable a Dilma, respaldando su denuncia de que el juicio político es un "intento de golpe de estado".

En conclusión: las crisis políticas de Brasil y Venezuela se aceleran, aumentando la probabilidad de que tanto Dilma como Maduro, no terminen sus mandatos y el senado brasileño ha votado iniciar el juicio político contra Dilma, asumiendo en consecuencia el vicepresidente Temer, sin descartar el futuro llamado a elecciones anticipadas, sino logra consolidarse.


Lo más visto en T13