Crédito: Agencia Uno
Quinta noche de Festival: Artistas en su mejor momento
Opinión

Quinta noche de Festival: Artistas "en su mejor momento"

Nicky Jam llegó a Viña como uno de los grandes números latinos del momento, con un par de hits continentales como "El perdón" y "Travesuras" y con la promesa de hacer un show nunca antes visto en la Quinta Vergara. Parecido a Luli, la reina del Festival:  "en el mejor momento de su carrera" y con una promesa de piscinazo "atómico". En el caso del reggetonero la promesa no se cumplió. Es cierto, estaba lleno, repleto de muchachos y muchachas que lo esperaban con un entusiasmo que no se había percibido en las noches anteriores. Y lo pasaron muy bien, a tal punto que no querían irse cuando los animadores anunciaron que la fiesta se terminaba justo cuando el carrete  estaba más prendido Pero en lo estrictamente artístico Nicky Jam no sólo mostró un vivo deficiente respecto de sus grabaciones. Cantó poquito y su banda tampoco mostró demasiado. Si lo comparamos con su ex-partner Daddy Yankee que ya estuvo en dos ocasiones en el Festival el saldo es completamente desfavorable para él.

Antes, en la apertura Pablo Alborán organizó un karaoke femenino con una seguidilla de éxitos radiales impresionante. Un show que muestra la evolución que ha tenido el español desde 2013 cuando actuó en su condición de jurado con una presentación más íntima, acústica y con la guitarra como instrumento central.

Si Nicky Jam está tratando de llevar al reggaetón a un territorio más romántico, escapando de los estereotipos , Alborán querría que le apreciaran por algo más que la balada romántica, porque efectivamente tiene  mucho más que canciones de amor y le vendría muy bien para romper cierta monotonía en sus composiciones. Con todo, no es exagerado imaginar a Pablo Alborán visitando muchas veces más la Quinta Vergara, cada vez con más éxitos y cada vez con más fanáticas. Un tipo de cantante diseñado para el Festival. 

Los Locos del humor aprovecharon bien su noche. Público joven, con ganas de divertirse. El Tucán y el Loco Hugo mostraron toda su chispeza y se notó el oficio de la calle. Entendieron también las lecciones de su debut en Viña y se ajustaron a los nuevos tiempos que corren en el humor sin renunciar a su esencia. Una rutina poco novedosa, pero interactiva. Poco profunda en el análisis de la actualidad, pero efectiva. Rápidos, buenos para la talla y por sobre todo simpáticos. 

En la competencia internacional ganó Chiule después de 12 años gracias a los hermanos Covarrubias con la canción  Te amo. En el folclor la gaviota voló a Panamá. Los trámites quedaron hechos. Hoy se baja la cortina con mucho reggaetón, demasiado quizás. 


Lo más visto en T13