Crédito: Agencia Uno
Resultado de la Junta DC: Piñera a pasos de La Moneda
Opinión

Resultado de la Junta DC: Piñera a pasos de La Moneda

En manos de Carolina Goic se juega gran parte del destino de la centroizquierda en el país. Ella no buscó esto, pero ha terminado representándolo de manera dramática. Y esto no es resultado, ni tiene que ver con negociaciones ni con más o menos cupos; tiene que ver con el precario equilibrio que las fuerzas de la Nueva Mayoría han construido para levantar su plataforma presidencial y parlamentaria.

"Si Goic no persiste en su candidatura la opción de que Piñera gane en primera vuelta se acrecienta"

Si Goic no persiste en su candidatura la opción de que Piñera gane en primera vuelta se acrecienta. Efectivamente, hoy la existencia de dos candidaturas de la centroizquierda amplía el abanico de opciones que tienen los electores para decidir sobre lo que viene. Si Goic está, hay un dique todavía para las aspiraciones del ex presidente conservador. Si Goic desaparece de la escena, Piñera estará más cerca del sillón presidencial.

No es que postulemos acá la tesis de rescatar el centro como majaderamente insisten algunos dirigentes democratacristianos. Sino que Goic tiene una porción del electorado que pese a la enorme distancia de Piñera y de Guillier en las encuestas, sigue prefiriendo la opción DC. Es un electorado convencido, duro. Ese electorado puede migrar, o no votar, poniéndole una lápida definitiva a las opciones progresistas. Si ese electorado se siente de centro o no, poco importa, es la presidenta de la DC quien mejor los representa y hasta ahora esa opción es su refugio. Si Goic se va, quedan sin candidatos a menos que uno crea que los partidos son dueños de sus votos, cosa que cada vez ocurre menos.

Los hechos de la Junta del fin de semana, atravesados por el dilema Goic / Rincón, no hacen sino mostrar de modo impúdico cómo los partidos están resolviendo sus problemas. La distancia con el sentir ciudadano se apodera de las colectividades de centro izquierda, impidiendo el examen de cada caso con la inteligencia necesaria. Si lo del fin de semana tuvo la intención de bajar a Goic como parece, se hizo con la torpeza del elefante en una cristalería sin consideración alguna por los efectos de resolver, lo que a los ojos ciudadanos era una barbaridad. 

Si Goic resuelve declinar su candidatura y Sánchez sigue arremetiendo, Guillier mirará para el lado en vez de para adelante y la disputa por el segundo lugar quedará instalada. Mientras tanto Sebastián Piñera tendrá en el horizonte La Moneda por segunda vez. Esta vez, sin embargo, y como se ha dejado ver en su campaña, será para instalar ideológicamente al sector que representa en los pasillos de palacio por más tiempo. No le será fácil con el país que encuentra, pero esa es su convicción.

La derecha está leyendo que a la unanimidad que genera la percepción de abuso por parte de los poderosos, las personas quieren sumar un reconocimiento a su propio esfuerzo. Con el miedo de quedar a la deriva muchos chilenos prefieren la rudimentaria certeza que entrega la derecha, a las reformas que la izquierda de la NM ha instalado.

Guillier representa ese mundo reformista y ha hecho poco por dotarlo de certezas. Queda poco tiempo para hacerlo. Casi nada. Y ese tiempo depende de lo que haga Carolina Goic por estos días. 


Lo más visto en T13