La importancia de la visita del Papa a México
Opinión

La importancia de la visita del Papa a México

La visita del Papa a México puso en evidencia la brecha que tendría el Vaticano con un eventual gobierno de Donald Trump. Con su estilo directo, el pre-candidato republicano, que se ha fortalecido con su triunfo en New Hampshire, ha dicho que Francisco "no entiende nada de migraciones" por su reclamo acerca de la situación de los ilegales en los EEUU, en su mayoría de origen mexicano.

Así como existe una buena sintonía entre Barack Obama y Francisco -como se puso en evidencia durante su visita a dicho país del año pasado-, sería todo lo contrario en caso de que Trump llegara a la Presidencia y algo similar puede proyectarse para la relación con América Latina en su conjunto. Cabe recordar que el empresario ha propuesto la construcción de un muro a lo largo de toda la frontera con México, lo que requeriría una inversión de 8.000 millones de dólares.

Además ha dicho que el país vecino debería hacerse cargo de este costo o por lo menos de parte del mismo. Ello generó una reacción muy dura por parte de un Presidente como Peña Nieto, que se ha esmerado en tener buenas relaciones con Washington. Pero esta actitud de Trump no solo lo aleja y enfrenta con el Papa, sino también con el electorado hispano de su país en momentos que dos estadounidenses de origen cubano (Ted Cruz y Marco Rubio) están entre los cinco que todavía quedan en carrera en las primarias del Partido Republicano.

En esta visita, el Papa se centró en la temática social -sin por ello olvidar la religiosidad popular- y dio mensajes también para un sector del Episcopado mexicano que lo resiste. Planteó como problema central la desigualdad, a la cual adjudica ser origen del narcotráfico, la violencia, la trata y la corrupción. Mencionó como los sectores sociales postergados a los indígenas, las mujeres y los inmigrantes. Estuvo en Chiapas, el estado fronterizo de Guatemala, que tiene un alto porcentaje de población indígena y donde hace casi un cuarto de siglo emergiera el Movimiento Zapatista de Liberación Nacional (MZL).

"Los problemas señalados por el Papa en México son en alguna medida generales en toda América Latina. Es la región del mundo que tiene el mayor nivel de desigualdad social: ya supera al Africa, que la tiene menor, aunque registre mayor porcentaje de pobreza."

La dura realidad que vive el país se hizo presente durante la visita, ya coincidiendo con ella, medio centenar de presos fue muerto en un motín en una cárcel del estado de Nuevo León y en Sinaloa, carteles de la droga asesinaron 13 personas. Rezó ante la virgen de Guadalupe, el mayor símbolo de la religiosidad popular mexicana y canonizó a un mártir de 13 años ejecutado durante la guerra de los "cristeros" que tuvo lugar entre 1926 y 1929, cuando la prohibición del culto católico por parte de un Presidente del PRI (Calles) derivó en una sublevación popular y una intensa guerra civil protagonizada por sectores populares rurales y las fuerzas del gobierno, que mataron decenas de miles de personas y miles de sacerdotes y religiosos.

Un sector del Episcopado mexicano encabezado por el Arzobispo de la capital (Rivera) es crítico de las reformas del Papa. Por eso adquirió significado su afirmación a los obispos de que "no se dejen corromper" y que la Iglesia "no necesita príncipes sino testigos del Señor". Para el Presidente Peña Nieto -que no está en una situación política fácil-, la foto junto al Papa le deja más ventajas que desventajas.

Pero los problemas señalados por el Papa en México son en alguna medida generales en toda América Latina. Es la región del mundo que tiene el mayor nivel de desigualdad social: ya supera al Africa, que la tiene menor, aunque registre mayor porcentaje de pobreza. También es la región que sufre mayor criminalidad medida por la cantidad de homicidios cada 100.000 habitantes, al combinarse estados débiles e ineficaces con el narcotráfico y el crimen organizado.

"La presencia del Papa en Cuba y su intención de visitar Colombia en el año próximo si hay acuerdo con las FARC, muestran su rol de discreto componedor en los conflictos regionales y globales."

Hoy Venezuela tiene la tasa más alta del mundo. A ello se agrega que ha sido la región con menor crecimiento económico en 2015 y que volverá a serlo en 2016, en un contexto general de baja del precio de las materias primas. El llamado a los obispos a que se acerquen a la gente tiene que ver con el avance de las sectas evangélicas en América Latina, que si bien son un culto minoritario, registran un marcado incremento en su cantidad de fieles en las últimas décadas y ello también es un fenómeno general en la región.

La presencia del Papa en Cuba y su intención de visitar Colombia en el año próximo si hay acuerdo con las FARC, muestran su rol de discreto componedor en los conflictos regionales y globales. Ha vuelto a La Habana por segunda vez en menos de seis meses. El primer encuentro del Papa con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (Cirilo) desde el cisma de 1054, que tuvo lugar antes de la visita a México, tiene un significado religioso en pos de la unidad de los católicos, pero va dirigido también a Rusia, en momentos que la baja el precio del petróleo puede tentar a Putin a emprender acciones arriesgadas en el campo estratégico-militar.

El Papa tuvo un rol en la recomposición de relaciones entre Washington y los Castro, como también en apoyo de las gestiones del régimen castrista para lograr el acuerdo de paz entre el gobierno colombiano y la guerrilla de las FARC. El Papa tendría la intención de visitar Colombia el año próximo para apoyar la implementación de los acuerdos de pacificación que darán fin a más de medio siglo de insurgencia armada. Puesto en otra perspectiva, Washington y el Vaticano, pese a sus diferencias ideológicas, han coincidido en gestar tanto la reanudación de relaciones entre EEUU y Cuba como el acuerdo de paz con las FARC. Pero en lo que va de febrero el Papa ha dado claras señales de buscar un acercamiento con Rusia y China -en ambos casos correspondidas-, en momentos que crece la incertidumbre global en lo político, económico y estratégico.

"El primer encuentro del Papa con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (Cirilo) desde el cisma de 1054, que tuvo lugar antes de la visita a México, tiene un significado religioso en pos de la unidad de los católicos, pero va dirigido también a Rusia."

En conclusión: la visita del Papa a México anticipa la mala relación que tendría el gobierno de EE.UU. si Trump llegara a la Presidencia; el mensaje de Francisco en el primer país tuvo un claro contenido social, reclamando incluso a los obispos una mayor atención por los pobres, cuando las sectas evangelistas ganan terreno en el país; pero el mensaje para México puede extenderse a toda América Latina, la que en mayor o menor medida sufre los mismos problemas, aunque con diversa intensidad; por último, la visita a Cuba para reunirse con el Patriarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa muestra que el Papa se mueve en el escenario global con mensajes directos hacia Rusia y China.  

Esta columna aparece en el Centro de Estudios Nueva Mayoría de Buenos Aires, Argentina. 


Lo más visto en T13