Lo que queda por definir en las elecciones argentinas
Opinión

Lo que queda por definir en las elecciones argentinas

A menos de una semana de las elecciones argentinas, la pregunta central es si el candidato del oficialismo Daniel Scioli alcanzará el 40% para evitar la segunda vuelta, dado que hoy tiene más de 10 puntos de ventaja sobre Macri.

Cuatro encuestas fueron publicadas durante el fin de semana: la de Managment & Fit, en el diario Clarín, le da a Scioli 38,3%; la de Artemio López en Perfil le adjudica 39,6%; la de CEOP en el diario Página/12 40,7% y la IPSOS, también en el periódico Perfil, 42%.

De acuerdo con las dos primeras, el candidato oficialista quedaría levemente por debajo del 40%, con lo cual habría segunda vuelta cualquiera fuera la diferencia sobre el segundo. Las otras dos dicen lo contrario: la encuesta de Managment & Fit da una diferencia entre Scioli y Macri de 9,1 puntos, la de Artemio López de 14,4, la de CEOP de 12,5 y la de IPSOS de 11,8.

Quizás sea más probable que Scioli logre imponerse en la primera vuelta el 25 de octubre por cinco razones:

1) Es el candidato del poder y ello es una ventaja importante para ganar elecciones hoy no sólo en Argentina, sino en toda América del Sur

2) La oposición está dividida.

3) Tiene a su favor un balotaje atenuado que facilita a la primera minoría -que es él- ganar en la primera vuelta. 

4) En las primarias obtuvo una ventaja de 9 puntos y por lo general ésta se amplía en las elecciones definitivas. 

5) Por último, en dichas primarias ganó en 20 de los 24 distritos y en 21 de los 25 partidos del Gran Buenos Aires.

Pero la Presidenta Cristina Fernández no le ha permitido mostrar una diferenciación que le permita captar voto independiente y tiene un candidato a gobernador de Buenos Aires -con quien compartió el acto del 70 aniversario del 17 de octubre en La Matanza- que le baja el promedio.

Mientras Scioli no logra aventar el riesgo de segunda vuelta, la diferencia entre Macri y Massa se ha achicado respecto a las primarias. En la encuesta de Managment & Fit, los 10 puntos de las primarias se han reducido a 8,2; en la de Artemio López a sólo 2,4; en la de CEOP a 6,7 y en la de IPSOS a 5,3.

Esta reducción implica en las tres últimas encuestas que la diferencia con Scioli es superior a 10 puntos y en consecuencia si éste alcanza el 40% no habría segunda vuelta.

"Scioli es el candidato del poder y ello es una ventaja importante para ganar elecciones hoy no sólo en Argentina, sino en toda América del Sur."

Dos razones pueden explicar esta evolución negativa para Mauricio Macri, el candidato de Cambiemos:

-La primera es que no logró procesar bien ante su electorado el impacto de la denuncia contra el comentarista deportivo Fernando Niembro, a las que se sumaron otras que el oficialismo decidió no explotar.

-La segunda es que optó por un discurso moderado contra el gobierno, que generó cierta decepción en algunos de sus votantes. En su propaganda más reciente recurrió al optimismo y la esperanza al estilo de Scioli, pero en los pocos días de campaña que restan seguirá apelando al "voto útil", argumentando con razón que sólo votando por él se evitará que Scioli tenga una ventaja superior a 10 puntos para ganar en primera vuelta con 40%.

Por su parte Massa centrará los días que le quedan en explicar que mientras Macri pierde la eventual segunda vuelta con Scioli, él la gana.

Desde esta perspectiva, seguirá apelando al "voto útil" opositor, argumentando que sólo él le puede ganar al candidato oficialista, como lo dice su propaganda más reciente. De los cuatro sondeos difundidos este fin de semana, sólo uno incorpora la simulación de segunda vuelta, el de IPSOS en el diario Perfil. En el caso de segunda vuelta entre Scioli y Macri, el primero se impondría por 53,3% sobre 46,7%. En cambio, si fuera entre el candidato oficialista y Massa, este último le ganaría por 52,6% a 47,4%. Todos los sondeos publicados en semanas anteriores sobre segunda vuelta consignan lo mismo.

Es que en segunda vuelta, mientras la casi totalidad del voto de Macri opta por Massa frente a Scioli, el voto de Massa se divide entre el candidato oficialista y el de Cambiemos. Por esta razón, el votante opositor se enfrenta a dos conceptos de "voto útil" contradictorios: si lo importante es votar por Macri para evitar que la diferencia a favor de Scioli no sea mayor a 10 puntos, o hacerlo por Massa para que llegue al eventual balotaje y pueda derrotar al Kirchnerismo.

"Aunque Scioli entra a la elección con varias ventajas, los sondeos muestran que no es seguro que alcance el 40% para aventar el riesgo de segunda vuelta, aunque hoy tendría más de 10 puntos de ventaja."

La realidad es que Massa ha logrado resistir con éxito la polarización, tiene un discurso opositor más preciso y efectivo, la diferencia respecto a Macri se ha achicado en los cuatro últimos sondeos y la elección sigue planteada básicamente entre tres.

De las once provincias que eligen gobernador el 25 de octubre, la más relevante es la de Buenos Aires, porque tiene casi el 40% de los votos efectivos. La media docena de sondeos difundidos en las últimas semanas sobre la intención de voto para gobernador muestran una elección muy peleada entre Aníbal Fernández (FPV, oficialista) y María Eugenia Vidal (Cambiemos). En Buenos Aires no hay segunda vuelta, con lo cual la elección se gana ese día por un solo voto de diferencia. El tercer candidato (Solá), al igual que su candidato a Presidente (Massa), resiste la polarización y ello le da posibilidades al candidato oficialista, pese a la resistencia que tiene en la opinión pública.

En cuanto al Congreso, puede proyectarse que el bloque oficialista incrementará su bancada en 2 en el Senado, lo cual llevaría su mayoría a 39 -la mitad es 36-, que el bloque de Cambiemos puede acercarse a un tercio y que UNA (Massa y De la Sota) puede quedar con un octavo.

Cabe recordar que se está renovando el tercio del Senado electo en 2009, cuando el oficialismo perdió las legislativas con un tercio de los votos. Por esta razón, ahora con aproximadamente 40% puede sumar algunas bancas. En Diputados se renueva en cambio la mitad electa en 2011, cuando Cristina Fernández fue reelecta con 54%. Scioli obtiene ahora aproximadamente 14 puntos menos y por esta razón el oficialismo perderá la mayoría en la Cámara Baja, aunque será una nítida primera minoría, Cambiemos tendrá cerca de un tercio y el bloque de Massa y De la Sota aproximadamente un sexto.

En conclusión:

1) Aunque Scioli entra a la elección con varias ventajas, los sondeos muestran que no es seguro que alcance el 40% para aventar el riesgo de segunda vuelta, aunque hoy tendría más de 10 puntos de ventaja. 

2) En la oposición, la diferencia entre Macri y Massa se ha achicado y el primero seguirá apelando al "voto útil" para intentar ampliarla y así  reducir la ventaja que hoy tiene Scioli sobre él. 

3) Massa ha logrado resistir con éxito la polarización y plantea, como dicen los sondeos, que él tiene la posibilidad de ganarle la segunda vuelta Scioli que Macri no tiene.

*Esta columna ha sido publicada en el Centro de Estudios Unión para la Nueva Mayoría.


Lo más visto en T13