Un eventual gobierno de Daniel Scioli
Opinión

Un eventual gobierno de Daniel Scioli

La campaña electoral de Scioli anticipa el problema político central que tendrá en caso de ganar: sus problemas de gobernabilidad derivados del conflicto con el kirchnerismo.

Muchos pensaron que, una vez nominado como candidato, el peronismo se encolumnaría detrás de Scioli y el kirchnerismo se vería desplazado, pero no fue así. Después se conjeturó que, una vez consagrado en las primarias, la Presidenta se vería obligada a dejar la centralidad política a su favor, pero tampoco fue así. Por último, se especuló que si había segunda vuelta, el oficialismo se encolumnaría detrás de él para intentar retener el poder: esto tampoco sucedió.

El 27 de octubre en el Senado y el 4 de noviembre en la Cámara de Diputados la Presidenta mostró que, incluso en las semanas finales de su gobierno, sigue teniendo poder suficiente para alinear el Congreso y sancionar proyectos que limiten el poder de su sucesor.

Si Daniel Scioli es Presidente, su principal problema será lidiar con un Congreso donde el kirchnerismo mantendrá poder y una administración en la cual quedan resortes de poder importantes en manos de agrupaciones como La Cámpora.

Ya el candidato del Frente para la Victoria anticipó que modificará el gabinete que anunció inicialmente, habló con Sergio Massa y dijo que sostendrá muchas de sus propuestas. De acuerdo a ello, si Scioli llegara a la Presidencia, posiblemente lo veríamos tejiendo alianzas con el peronismo anti-kirchnerista y aun con sectores de Cambiemos para neutralizar el poder y la influencia remanente del kirchnerismo.

Pero Carlos Zannini, desde la Vicepresidencia y la Presidencia del Senado, seguramente sería un punto de fricción importante. Es que en los días posteriores a la primera vuelta el conflicto con el kirchnerismo hizo perder a Scioli la ventaja relativa que parecía tener en términos de poder garantizar mayor gobernabilidad que Macri.

Reconstruir esa gobernabilidad será su tarea principal si llega a la Presidencia y ello posiblemente lo llevaría a mayores conflictos con Cristina y sus partidarios.

Esta columna aparece en el Centro de Estudios Nueva Mayoría de Argentina.


Lo más visto en T13