Frente Amplio: la estrategia del Sinsajo

Frente Amplio: la estrategia del Sinsajo

La tercera parte de la saga cinematográfica de los Juegos del Hambre tiene una metáfora política muy interesante; el significado del rostro público de un movimiento social. En dicha película, los líderes del distrito 13, el área rebelde, enfrascado en su revolución para derrotar a la dictadura político-medial del Capitolio, una metáfora de la clase dirigente, reparan que sólo tendrán éxito si logran hacerse de un rostro mediático, suficientemente atractivo para las masas y con capacidad de copar los medios de comunicación. Pareciera que leyeron detenidamente al sociólogo Manuel Castells que suele decir que los medios de comunicación son el espacio donde se construye el poder.

Por ello, en la película, los líderes del distrito 13, más que en sus estrategias, se centran en el símbolo. Lo primero que hacen con el personaje interpretado por Jennifer Lawrence, antes de dotarla de  discursos, monografías y asambleas eternas, es proveerle el mejor equipo de filmación disponible. La imagen de Jennifer Lawrence cantando al viento The Hanging Tree se convierte en un llamado a destruir hidroeléctricas y alzarse contra el poder.

"La izquierda más crítica ha preferido el martirologio y la pureza ideológica que la lucha por el poder como es en las democracias, donde hay que seducir ciudadanos en vez de concientizar masas"

La izquierda más crítica ha preferido el martirologio y la pureza ideológica que la lucha por el poder como es en las democracias, donde hay que seducir ciudadanos en vez de concientizar masas y por tanto prefiere muchas veces quedarse en su zona segura de asambleas y núcleos de base, antes que entrar en el juego de lo que suelen despreciar. El fracaso en América Latina de los movimientos bolivarianos suele ser un motivo de orgullo por no rendirse ante la maldita realidad. Pero el increíble éxito que logró en España el movimiento Podemos, que aprovechó con el mediático Pablo Iglesias un espacio en el medio de una crisis política que atraviesa Europa abrió nuevamente el debate en el Frente Amplio, el nuevo referente del rupturismo en Chile.

Las dos principales figuras, los diputados Gabriel Boric y Giorgio Jackson no tienen la edad constitucional para estar en la boleta presidencial, y por tanto, para mantener su movimiento necesitan de un Sinsajo, como los líderes del distrito 13 en los Juegos del Hambre.

El momento es ideal, pues las dos coaliciones principales atraviesan por dificultades. La Nueva Mayoría tiene a su principal candidato bajo riesgo, pues está  asociado al desempeño del Gobierno, que a su vez tuvo un traspié mayor en el manejo de la emergencia de los incendios. Por otro lado en la derecha, el ex Presidente tendrá que soportar durante meses el viento encendido de las muchas polémicas asociadas a su particular manera de separar su participación en la política de su condición de millonario e inversionista.

A esto se suma la crisis generalizada de la política, expresada de manera cruel en las dificultades en el refichaje de casi todos los partidos, debido a una ley que aprobaron los mismos parlamentarios, bajo la presión de las redes sociales y de miembros de la comisión que se armó en la Moneda con posterioridad al caso Caval. Podría darse la situación que a finales de abril la democracia chilena pase a tener menos de 5 partidos si las cosas siguen como están. Los partidos tradicionales se sumarán a la larga lista de víctimas de las operaciones inmobiliarias en Machalí de Natalia Compagnon.

"La crisis final de la Moneda provocará una dispersión de fuerzas políticas y no es descartable que el Frente Amplio lleve a su redil a una gran cantidad de actores que hoy acompañan a la Presidenta Bachelet"

Además de ello la crisis final de la Moneda provocará una dispersión de fuerzas políticas y no es descartable que el Frente Amplio lleve a su redil a una gran cantidad de actores que hoy acompañan a la Presidenta Bachelet o que estuvieron en su comando del 2013. Más que mal, la filosofía del malestar y de la negación de la transición democrática ha podido crecer y desarrollarse bajo el paraguas de los antiguos autoflagelantes, convertidos posteriormente en influyentes en el actual gobierno e incluso en el Comando del ex Presidente Lagos. Los partidos de izquierda de la actual Nueva Mayoría son los mayores amenazados, pues además deberán pagar las culpas de los yerros finales de la Moneda.

El cambio del binominal obliga también al Frente Amplio a no dejar de mirar la elección presidencial y así llevar votantes a las urnas. También para ellos la abstención es una amenaza.

"Resulta perfectamente lógico el impacto que ha tenido la irrupción del candidato Alberto Mayol, razonablemente sostenido por Boric y Jackson"

Bajos esos dilemas resulta perfectamente lógico el impacto que ha tenido la irrupción del candidato Alberto Mayol, razonablemente sostenido por Boric y Jackson. Convertido en un superventas por sus libros con títulos críticos del modelo, además de su estampa que recuerda a Pablo Iglesias pareciera ser lo más parecido al Sinsajo que podrán encontrar. Su propia historia personal de hijo de un conocido pinochetista lo fortalece. Nada más pop para la Mass Media que la redención de un personaje o el contraste de un padre e hijo en distintos lados de la Fuerza. Sino, pregúntenle a George Lucas.

Pero un personaje así genera los clásicos resquemores de los izquierdistas clásicos. Demasiado burgués, demasiado estrella de rock y demasiado sospechoso. Ni Marx, ni siquiera Lenin mencionan en algunos de sus escritos que lo importante puede ser un candidato atractivo para los medios en vez de un movimiento social poderoso y bien estructurado. Más aún, Lenin en su clásico escrito “¿Qué Hacer?” es claro: todo aquello que sea rebajar la ideología revolucionaria, implica necesariamente darle más fuerza a la ideología burguesa.

Tendrá entonces que elegir el Frente Amplio cuál será su camino: el Sinsajo o los manuales de Lenin.


Lo más visto en T13