Beatriz Sánchez irrumpió en el escenario presidencial

Frente Amplio y Beatriz Sánchez: la estrategia del Sinsajo (II Parte)

La irrupción de Beatriz Sánchez como precandidata presidencial del Frente Amplio prueba que sus dos principales controladores, los diputados Jackson y Boric, tienen clara la táctica: el cambio no lo harán en las infinitas asambleas de bases y la discusión sobre la pureza ideológica de sus ideas, sino en el campo de los medios.

Pero también han cambiado su estrategia. Ya no van solo por una figura mediática que lleve votantes y les asegure su planilla parlamentaria. Quieren convertirse en la segunda fuerza y al menos empatar con la Nueva Mayoría. El nuevo yerro en el manejo comunicacional del caso de la Minera Dominga, les facilita el trabajo pues la coalición de centro izquierda es la que tiene que cargar con el karma, ocupando una metáfora mística, tan de moda a raíz de la minera Dominga.

"El Frente Amplio fue exitoso en su casting, encontró realmente a quien puede hacerse de los votos que pierde Alejandro Guillier día a día"

Como plantee en una columna anterior, los líderes del Frente Amplio eligieron el símbolo mediático en vez del martirologio revolucionario, al igual de los líderes rebeldes de la saga cinematográfica Los Juegos del Hambre. Solo que, en la realidad, en vez de un equipo de filmación, tendrá toda la parafernalia posible en las redes sociales, el campo donde la coalición de los diputados Boric y Jackson se siente más cómoda.

Beatriz Sánchez, al igual que Katniss Everdeen, es antes que política, una figura mediática. Conocida por sus entrevistas ácidas, sus comentarios duros en lenguaje simple y su cuenta en twitter con más de cien mil seguidores, donde suele levantar temas pop desde una mirada crítica. No necesita cámara, pues ya la tiene. También es adalid en su rol en la agenda de género, que se ha convertido en la nueva revolución, como lo fue hace 20 años atrás el ecologismo.

El Frente Amplio fue exitoso en su casting, encontró realmente a quien puede hacerse de los votos que pierde Alejandro Guillier día a día. La primaria de ese sector promete ser la más entretenida, y por tanto la que más electores atraiga, dando una señal que reconfigura completa la elección, como hizo ver recientemente Patricia Politzer.  Es por ello que, dentro del Partido Socialista, quienes compraron anticipadamente acciones del senador Guillier, se han puesto demasiado inquietos.

"Dentro del Partido Socialista, quienes compraron anticipadamente acciones del senador Guillier se han puesto demasiado inquietos"

Ahora, está por verse cuál es el real desempeño de Beatriz Sánchez. Una cosa es su destacado rol de periodista y otro es su rol en las movedizas y díficiles arenas de la política. Tendrá que lidiar en primer lugar con el ego infinito de los actuales parlamentarios del Frente Amplio, agrandado sin duda por el nerviosismo que ha provocado en la Nueva Mayoría sus últimas jugadas, como reveló una nota del diario la Tercera. También tendrá que prepararse para el infinito carnaval de ataques mediáticos a su vida personal y trayectoria en que se ha convertido la campaña presidencial que recién comienza.

A la Nueva Mayoría la noche se le viene encima. Junto con los riesgos para Guillier, por lejos su mejor candidato, que representa una que lee mejor los tiempos modernos, se le suma también sus últimos errores no forzados. Por otro lado, el PS, otrora alma de la coalición de centro izquierda que transformó el país en los últimos 30 años, se retuerce en una agonía sin fin, y va camino a ser al mismo tiempo, el primer partido refichado pero el más intrascendente en la carrera presidencial.

"Se probará si es capaz el Frente Amplio de sostener la seguidilla de éxitos y hacerse, como lo hizo Podemos en España, del timbre de la izquierda en Chile"

También tendrá que cargar la coalición con el desgaste del gobierno en el último tiempo. Aunque no se ha reflexionado mucho, es llamativo el fenómeno de las renuncias gota a gota de dos ministros del área técnica. En especial la del Ministro de Medio Ambiente, conocido por sus capacidades técnicas y el último sobreviviente del comando presidencial. Para los cuadros intermedios, el último año, con una coalición política debilitada y los ministros desmotivados, puede ser una pesadilla, pues la caída de la coalición significará enfrentarse a 4 años más fuera del Estado con lo que implica en la vida cotidiana, y con la agravante de una coalición política carcomida por los ataques del Frente Amplio y, a diferencia de la vez pasada, una despedida con baja popularidad.

Ese será entonces el momento que se probará si es capaz el Frente Amplio de sostener la seguidilla de éxitos y hacerse, como lo hizo Podemos en España, del timbre de la izquierda en Chile. Para los diputados Boric y Jackson, que apuestan a la presidencial de 2021, ahí empieza la verdadera campaña. 


Lo más visto en T13