Francisco en el Chile de Hoy

Francisco en el Chile de Hoy

El Santo Padre está en Chile. Sin duda, su visita ha estado precedida de la expectativa y alegría de muchos fieles de la Iglesia Católica, pero también ha generado en una parte de ellos y de quienes no suscriben la fe de Roma, un ánimo crítico. Por eso es importante saber distinguir dos planos de la visita, el primero inherente a su investidura pastoral como Sumo Pontífice, que le habla a su feligresía, y el segundo como Jefe de Estado, que tiene un mensaje para el Estado que lo recibe y la sociedad civil, sean o no católicos. 

Esta distinción es relevante pues los planos suelen confundirse más aún cuando la gestión logística de la visita implica recursos públicos como también el aporte de las comunidades organizadas, que con esfuerzo han logrado estar presente en aquellos lugares seleccionados por las agendas del gobierno como de la Jerarquía de la Iglesia. 

"El Papa hizo un gesto importante al reunirse con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, el que debe traducirse en acciones concretas de reparación a las víctimas. Sin embargo, el mensaje será incompleto si no aborda la situación de la infancia vulnerada"

Desde el punto de vista Pastoral, es la Iglesia la que evaluará si su visita logra encender una mayor adhesión que la exhibida en los últimos reportes, que nos sitúan en el país con más bajos indicadores en Latinoamérica. Desde la sociedad civil, en tanto, esperamos que esta visita tenga impactos concretos en varios aspectos que implican no sólo al ámbito de la Iglesia. En primer lugar, cómo avanzamos en una relación respetuosa y virtuosa entre el Estado y la Iglesia Católica. 
Es evidente que la Iglesia Católica ha sido un referente en la acción social a través de instituciones propias como animando a particulares a desarrollar distintas iniciativas en beneficio de los más necesitados. El Estado, en distintos momentos de su historia, ha reconocido dicho aporte que incluso lo ha antecedido en cronología siendo probablemente la Iglesia Católica la institución organizada y jerarquizada con mayor antigüedad en el País. 

No obstante ello, es importante establecer que la colaboración mutua a través de la historia no define en absoluto un régimen de supremacía de las disposiciones canónicas por sobre las normas legales, claramente aplicable en situaciones como las de abusos contra niños u otras que constituyen delitos sobre los que no cabe ningún margen para excepciones  y donde la relación jerárquica es aplicable en la figura de la “Donación” mediante la cual un sacerdote se relaciona con su Iglesia, aunque no esté regulada mediante un contrato u otro instrumento legal. 

Otro aspecto importante, y a propósito de la visita al Centro Penitenciario Femenino, es cómo el mensaje de la Iglesia se traduce en facilitar la reinserción de quienes han cumplido condena. Hemos propuesto que con ocasión de la visita, el gobierno se comprometa a modificar el Decreto 409 de omisión y eliminación de antecedentes para facilitar la inserción laboral. 

El Pontífice hizo un gesto importante al reunirse con víctimas de abusos sexuales por parte de sacerdotes, el que debe traducirse en acciones concretas de reparación a las víctimas. Sin embargo, el mensaje será incompleto si no aborda la situación de la infancia vulnerada, víctimas hoy de graves vulneraciones a sus derechos fundamentales. Si no le habla a más de un millón de niños que viven en exclusión, a más de 4 mil que son explotados sexualmente, a los abandonados del sistema escolar, a los que sufren la violencia de la droga ya los niños que el Estado debía proteger y terminó vulnerando.

 


Lo más visto en T13