Bachelet y Piñera tras los incendios: problemas de "piso" y "techo"

Bachelet y Piñera tras los incendios: problemas de "piso" y "techo"

El verano intenso por las altas temperaturas estivales y por la tragedia de los mega incendios del centro sur del país también ha tenido efectos sobre la política. El fuego cruzado entre gobierno y oposición por el manejo de la crisis de los incendios se expresó en fuertes críticas del ex presidente Piñera y su entorno que dieron lugar a una rápida interacción en la redes sociales entre quienes apoyaban al ex mandatario y criticaban al gobierno. Del otro lado, el gobierno junto con llamar a la unidad de los chilenos para enfrentar la difícil situación deslizo un cuestionamiento al aprovechamiento político de la oposición y del ex Presidente que privilegiaron el cálculo electoral por sobre la unidad necesaria para enfrentar la actual coyuntura.

El fuego cruzado se dio a través de los medios, pero también se expresó con una inusitada intensidad en el territorio digital. Acusaciones por lo que se conoce como Fake News o “noticias falsas” y hasta la contratación de espacios en redes sociales para atizar el fuego mediático en contra del manejo de la crisis caracterizaron la conversación en las redes sociales durante el desarrollo de los incendios. Como lo establece el Reporte del Interbarómetro Chile de enero 2017 la presidenta Bachelet y el ex presidente Sebastián Piñera concentran un número similar de menciones en este espacio que combinados representan casi el 80 por ciento del total de conversaciones captadas por Interbarometro durante el mes y que superan las más de 800 mil.

En parte, esto se debe al uso que dieron en las redes sociales aquellos cibernautas que comentaron los incendios criticando fuertemente la gestión del gobierno y a la presidenta y, en otros casos, utilizando la oportunidad para posicionar la figura de Sebastián Piñera. Este último incuso realizo intervenciones directas en las redes que generaron a su vez diversas reacciones de apoyo y critica.

Dicha disputa fue captada también por las encuestas semanal y mensual que se vienen realizando en el país y que marcan la pauta de los mass media y que generan opinión.

Los estudios dados a conocer las últimas dos semanas dan cuenta de la alta desaprobación con que la opinión pública encuestada evalúa la gestión del gobierno y de la presidenta. Dicha desaprobación estaría preocupando al Ejecutivo que ve con temor que la aprobación se pueda situar por debajo del 20 por ciento generando un “problema de piso” para la actual administración. Revertir esta tendencia se podría tornar una tarea muy compleja en los 8 meses que restan para la elección presidencial y parlamentaria de noviembre próximo.

El problema de piso también genera preocupación en la coalición oficialista y en las candidaturas presidenciales más fuertemente posicionadas como las del ex presidente Ricardo Lagos y la del Senador Alejandro Guillier. En los respectivos comandos observan como el capital político del gobierno se licua diluyéndose el piso político electoral de la actual administración. Este dato no es menor ya que el Poder del Ejecutivo en un país presidencialista como Chile sigue siendo un activo clave para enfrentar lo que será una estrecha y ajustada contienda electoral.

A su turno, los mismos estudios de opinión muestran también otro dato indesmentible. La candidatura de Sebastián Piñera se encuentra estancada y por tanto estaría evidenciando “problemas de techo”. Desde el 23 de agosto de 2016 según datos de Cadem Plaza Pública que no varía significativamente su intención de voto salvo una alza en el mes de noviembre. Lo que ha encendido las alamas en el entorno del ex presiente y en Chile Vamos tiene que ver con que Piñera no logra capitalizar los desaciertos y errores del gobierno acrecentando los temores sobre el punto débil del ex mandatario: los problemas de credibilidad y confianza.

Paradojalmente el problema de “techo” ha sido menos publicitado y resulta un dato contraintiutivo después de tres años en que el ex presidente Piñera ha estado trabajando en su regreso a La Moneda y a pocas semanas que anuncie formalmente que será candidato. Ciertamente este hecho no constituye una sorpresa por lo que probablemente no represente un cambio significativo de la intensión de voto. A

El ex presidente Piñera deberá lidiar otra vez con el mal endémico de su sector: el canibalismo político entre RN y la UDI.  A su vez, probablemente las candidaturas del Senador Manuel José Ossandon y del Diputado José Antonio Kast terminen llegando a la papeleta de la primera vuelta el 19 de noviembre. Por otro lado una primaria de no fácil trámite contra un desafiante y en ascenso Felipe Kast podría terminar erosionando su liderazgo en el sector.

Habrá que estar atentos entonces para saber si los problemas de piso y techo de Bachelet y Piñera respectivamente se mantienen o ambos logran quebrar esta tendencia de los sondeos de la opinión pública a lo menos de la encuestada. 


Lo más visto en T13