A refichaje revuelto, ganancia del PS

A refichaje revuelto, ganancia del PS

Los partidos están con la soga al cuello. En menos de 40 días deberán llegar a la meta de poco más de 18 mil 500 militantes. Hoy, algunos no alcanzan siquiera la mitad. Ha sido una tarea titánica, pues la legislación entró en vigencia justo en el peor momento para la política. Sin embargo, los propios congresistas la aprobaron sin medir sus consecuencias. No era fácil oponerse al refichaje, pues lo más popular en ese momento era darle con todo a los partidos. ¿Cuáles son los efectos políticos de esta medida?, ¿en qué condiciones se podría enfrentar la próxima elección si algunos partidos relevantes no logran llegar a la meta?

Un punto importante tiene que ver con las primarias. La mejor excusa institucional para no hacer primarias es, justamente, no lograr el registro del mínimo de militantes exigidos por la ley. Por ejemplo, si el PPD no consigue reinscribirse, entonces bien podría llevar su candidato directamente a la primera vuelta. ¿Por qué? La ley establece que sólo los partidos constituidos en todas las regiones pueden llevar candidato presidencial. Supongamos que el PPD no se constituye en todas las regiones, pero sí lo hace en al menos 3 contiguas o en 8. Quedará constituido como partido, pero deberá recolectar casi 34 mil afiliados para presentar su candidato presidencial. Es una meta muy superior a la norma exigida para constituirse como partido, pero le da más tiempo. En rigor, tendría 4 meses adicionales para llegar a esa cifra. Ciertamente, es una alta barrera de entrada, pero suponiendo que el candidato del PPD repunta en las encuestas, eso podría servir como gancho para atraer nuevos afiliados. 

"Los partidos están con la soga al cuello. En menos de 40 días deberán llegar a la meta de poco más de 18 mil 500 militantes. Hoy, algunos no alcanzan siquiera la mitad. Ha sido una tarea titánica, pues la legislación entró en vigencia justo en el peor momento para la política"

La situación de Guillier es distinta. Dado que no es militante del PRSD, su condición de independiente lo favorece en este escenario. Guillier tiene, al menos, tres caminos. El primero, es que el PRSD siga la misma ruta que el PPD. Incluso, puede ser que para el PRSD sea más fácil dada la popularidad de su candidato, pero tampoco es pan comido. Registrar militantes no es lo mismo que llevar gente a votar o reunir firmas para lanzar una candidatura. El segundo camino es que Guillier decida competir en la primera vuelta como independiente fuera de pacto. Para eso necesita juntar el 0.5% de firmas tomando como base los votos emitidos en la última elección de diputados. Dado que firmar y afiliarse son dos procesos muy distintos, entonces es factible que Guillier se incline por esta segunda opción. El tercer camino, es que Guillier sea nominado por una coalición de partidos donde al menos uno de ellos esté constituido en todas las regiones. En este escenario es clave la decisión del PS. Hoy por hoy, junto con la DC, son los únicos partidos que están avanzados en el refichaje. Por eso mismo, la decisión del PS en torno a desarrollar una consulta a sus militantes donde se incluya o no a Guillier, es una decisión con efectos colaterales múltiples. 

Si Guillier está en la papeleta del PS y gana la nominación, el asunto es de fácil despacho. El PS- presuntamente constituido en todas las regiones- ya tendría su candidato presidencial. En este contexto, no sería tan relevante que Guillier fuese cercano al PRSD, pues si los radicales no se constituyen, entonces el candidato debe buscar otro paraguas. De suceder aquello, es casi inevitable que el PDC también vaya a primera vuelta, pues el eje histórico DC-PS quedaría herido de muerte. Es difícil que la DC tolere una decisión de este tipo por parte del PS, pues tradicionalmente ambas colectividades han optado por candidatos institucionalizados y no por outsiders. 

"Si el PPD y el PRSD no logran constituirse en todas las regiones, entonces se abrirá un tremendo espacio para el PS particularmente en las legislativas y en la elección de CORES"

¿Qué más puede ganar el PS? Si el PPD y el PRSD no logran constituirse en todas las regiones, entonces se abrirá un tremendo espacio para el PS particularmente en las legislativas y en la elección de CORES. Por poner un ejemplo, si el PPD no se constituye en la región del Maule, no podrá presentar candidatos a la Cámara, al Senado y como CORE en esa zona. ¿Por quién votarán los electores del PPD? Seguramente lo harán por un candidato del PS. En consecuencia, y como suele suceder en la mayoría de los cambios institucionales, hay ganadores inesperados. Incluso la situación puede ser más dramática. Si el PPD no se constituye en alguna región y justo tiene un diputado o un senador por ahí, ese diputado o senador quedaría inhabilitado para repostularse. Por la ley anti-díscolos ni siquiera lo podría hacer como independiente. Es más. Como lo señala el mismo comunicado del Servel, el hecho de que un partido no logre constituirse en algunas regiones también tendrá impacto en el financiamiento fiscal, recibiendo menos recursos. 

Así es como terminan medidas populares pero discutidas a la ligera. Era mucho más fácil proceder a la limpieza de los padrones de militantes vía Servel y no hacer de esto un circo romano. Las consecuencias para la democracia están a la vista.  


Lo más visto en T13