Crédito: Agencia Uno
Giorgio Jackson, Jorge Sharp y Gabriel Boric

¿Cuánto calzan los independientes y los ex líderes estudiantiles?

Una de las noticias más cubiertas por los medios de comunicación luego de las recientes elecciones municipales fue el volumen de independientes ganadores. Por cierto, cuando hablamos de independientes nos referimos a los independientes fuera de pacto. Las principales sorpresas fueron Valparaíso y Conchalí. Estábamos acostumbrados a que el éxito de los independientes se concentrara en el norte del país. Más hacia el centro, se advertía una cierta consolidación del sistema de partidos tradicional, dejando poco espacio para partidos emergentes y para independientes fuera de pacto.

"Mientras los alcaldes independientes van al alza- pasando de 32 en 2004 a 52 en 2016- los concejales independientes van a la baja"

El gráfico 1 muestra la evolución de los independientes electos desde 2004 en adelante para alcaldes y concejales. Mientras los alcaldes independientes van al alza- pasando de 32 en 2004 a 52 en 2016- los concejales independientes van a la baja. Esto último se explica por lo siguiente. Desde 2008 la Concertación (hoy Nueva Mayoría) ha competido con dos o tres listas de candidatos a concejal, facilitando la inclusión de un mayor número de aspirantes. En 2016 la NM compitió en tres listas, sucediendo lo mismo con Chile Vamos. Al existir más espacio, disminuye la probabilidad de fuga de un militante hacia el mundo independiente. Al mismo tiempo, al existir más candidatos haciendo campaña, los independientes fuera de pacto se hacen menos visibles para los votantes. Si en 2004 compitió un total de 6.195 candidatos a concejal, en 2016 la cifra más que se duplicó, llegando a 13.130. Si en 2004 se eligieron 21 concejales independientes fuera de pacto, en 2016 todos fracasaron. 

A pesar del incremento en el número de alcaldes independientes, la tasa de eficiencia de estos candidatos no ha variado aceleradamente desde 2008. En esos comicios fueron electos 38 de los 264 candidatos. Es decir, un 14.4%. En 2012 la cifra fue de 15.7% y en 2016 de 16.5%. En el caso de los concejales, el porcentaje de éxito de los independientes alcanzó su máximo en 2008 cuando un 5.9% resultó electo. Además, en concejales el retroceso del número de candidatos independientes ha sido evidente. Si en 2004 se presentaron 533, en 2016 sólo lo hicieron 91. Al parecer, el hecho de que los pactos hayan decidido reproducir el número de listas en competencia tuvo efecto en los incentivos para la postulación de los independientes. En el caso de los alcaldes la evolución ha sido más irregular, sin perjuicio de que en 2016 se haya presentado el número máximo de candidatos independientes (Ver tabla 1). 

¿A cuánta gente gobiernan los alcaldes independientes? Comparando 2004 con 2016, el porcentaje de chilenos gobernados por alcaldes independientes prácticamente se ha duplicado. En 2016 destacan- por su peso poblacional- los casos de Valparaíso, Antofagasta, Conchalí, Quilicura. Si en 2004 los alcaldes independientes gobernaban al 7.6% de los chilenos, en 2016 la cifra alcanzó un 14.6% (Ver gráfico 2).

En el caso de los ex dirigentes estudiantiles -hoy diputados- la evidencia es algo contradictoria. En algunos casos se advierte un evidente incremento en la votación de sus partidos de origen. En otros, el avance ha sido algo más lento. En este análisis excluyo a Gabriel Boric debido a que no tiene militancia partidaria, sin perjuicio de que su rol haya sido central para lograr la alcaldía de Valparaíso. No corrió con la misma suerte en Punta Arenas -su distrito de origen- donde su candidata terminó cediendo frente a RN por un amplísimo margen. Este desempeño electoral irregular retrata los problemas para formar partido y, luego, para institucionalizarlo territorialmente.

En el caso de Giorgio Jackson hay buenas y malas noticias. En 2013 -con votos de la NM- consiguió el 48.17%. Sin embargo, su comuna-distrito (Santiago) cayó en manos de la centro-derecha en 2016, y su partido -RD- consiguió el 11.36% sumando a los independientes del pacto. Por tanto, hay acá un germen partidario que podría facilitar la re-elección de Jackson, con la diferencia de que en 2017 deberá enfrentar a varios candidatos de la centro-izquierda en un distrito que repartirá 8 escaños y donde se suman las comunas de Ñuñoa -con alcalde RN-, Providencia -con alcalde UDI-, Macul -con alcalde independiente-, San Joaquín -NM-, y La Granja -NM-.

"A pesar de la tremenda popularidad de los ex dirigentes estudiantiles, no les ha sido fácil traspasar sus apoyos electorales hacia figuras locales"

Con Camila Vallejo la situación electoral es algo más desfavorable. Luego de arrasar en La Florida en 2013 con el 43.71% de los votos, el candidato a alcalde del PC en 2016 sólo obtuvo el 23.8% -10 puntos menos que el candidato de la NM en 2012-, pero su partido -a nivel de concejales- pasó del 9.34% al 10.4%. La comparación con 2012 excluye los candidatos de la IC que compitieron en la lista junto al PC.

Finalmente, en el caso de Karol Cariola las noticias son muy positivas. El PC se ha fortalecido particularmente en Recoleta, y no sólo por la presencia de Jadue como alcalde, sino que también por la evolución electoral del partido. Entre 2012 y 2016 prácticamente duplicó su porcentaje de votos. Si en 2012 el PC tenía 2 concejales, en 2016 pasó a 4, copando así el 50% del concejo municipal. En Independencia el avance ha sido mucho más lento, pero al menos esa comuna sigue en manos de la centro-izquierda y el PC retiene su representación con un concejal.

En conclusión, las últimas elecciones municipales muestran un avance de los independientes fuera de pacto pero que en ningún caso representa -por ahora- una amenaza para el sistema de partidos tradicional. En segundo lugar, si bien los independientes gobiernan más gente que en elecciones anteriores, queda por verse si esta votación también se traducirá en mayores apoyos para independientes fuera de pacto en las elecciones legislativas del próximo año. En tercer lugar, queda demostrado lo difícil que es crear partidos y sostener sus votaciones. A pesar de la tremenda popularidad de los ex dirigentes estudiantiles, no les ha sido fácil traspasar sus apoyos electorales hacia figuras locales. Los casos de Santiago y La Florida son ejemplos de aquello. Recoleta, en tanto, es un caso de éxito. Luego de que el PC eligiera al alcalde en 2012, vino el triunfo de Karol Cariola en la legislativa de 2013, la re-elección de Jadue en 2016, y la duplicación del porcentaje de votos para el PC en concejales. 


Lo más visto en T13