El 29 de abril del PDC
Opinión
Mauricio Morales Mauricio Morales
Cientista político

El 29 de abril del PDC

El 29 de abril de 1557 se conmemora la muerte de Lautaro, quien fue derrotado en una lucha heroica en el denominado combate de Peteroa. Desde ahí, su cabeza fue traída a Santiago, siendo exhibida en la Plaza de Armas. Lautaro dio dura batalla antes de caer. Su deceso fue interpretado como un éxito para los españoles.

Coincidentemente, la junta nacional del PDC es un 29 de abril. Algunos quieren la inmolación inmediata de la candidata presidencial para exhibirla como un trofeo ante Guillier y así subirse a una micro llena pero que tiene asientos reservados para los primeros DC que quieran sumarse. Otros empujan la candidatura de Goic hasta noviembre. Eso implica pensar en una nueva coalición y rearmarse desde el centro. Los primeros quieren seguir el derrotero de los españoles cuando vencieron a Lautaro. Los segundos mantienen la esperanza de victoria en un combate difícil pero no imposible.

¿Cuál es el diseño para que Goic tenga chances en una primera vuelta? La cosa es más o menos así. Si hay primarias en Chile Vamos, la fractura entre Ossandón y Piñera se hará aún más evidente. Ossandón no perderá un minuto en enrostrar a Piñera malas prácticas y lo poco ético que podría implicar su segundo gobierno. Por cierto, se ve muy difícil que Ossandón entregue su infantería electoral a Piñera para la primera y segunda vuelta. En consecuencia, su electorado quedará huérfano. ¿Dónde irán esos votos? En 2013 Ossandón derrotó a Soledad Alvear en la senatorial por Santiago Oriente, transformando una base electoral históricamente democratacristiana en un grupo ideológicamente de centro pero que vio en Ossandón una señal de renovación. Por tanto, es factible que esas bases de apoyo retornen al PDC y que no busquen un rostro repetido como el de Piñera. El gráfico 1 muestra la relación entre las variaciones de votación de Soledad Alvear entre 2013 y 2005 por comuna, y la votación de Ossandón en 2013. El gráfico indica que, en promedio, Alvear cayó más fuertemente en las comunas donde Ossandón fue más exitoso.

Gráfico 1. Relación entre el cambio en el porcentaje de votos de S. Alvear (2013-2005) y la votación de Ossandón en 2013 (elecciones senatoriales)

Fuente: Elaboración propia con datos de www.servel.cl

Por la izquierda, en tanto, el plan del PDC indica que Beatriz Sánchez siga creciendo a costa de Guillier y que, en paralelo, se consolide la votación de Me-O. Con eso, el espacio de centro podría aumentar y, casi por defecto, las posibilidades de Goic.

¿Y cuál es el diseño para la primaria? Ninguno. En realidad, ninguno real. Dado que hay respaldo institucional del PS y del PRSD, a lo que se sumará el PC y gran parte del PPD, entonces la competencia es desigual. En un momento señalé que la única opción de derrotar a Guillier en una primaria era enfrentando a Goic. Lo que no estaba en mis cálculos era la claudicación inmediata del PS y de todo el bastión institucional de la Nueva Mayoría. La candidatura de Goic quedó sin espaldas para enfrentar esa primaria. Qué distinto habría sido todo si Goic hubiese adelantado su decisión. Es cierto que la ciudadanía no tenía en su radar la presidencial en noviembre del año pasado. Pero esos son los tiempos de los votantes, no los tiempos que se manejan en política.

¿Qué hacer ahora? Sabemos que Guillier necesita como sea las primarias. Sólo de esa forma garantiza una candidatura más competitiva en noviembre. Le será mucho más fácil aglutinar fuerzas entre julio y noviembre- distancia entre la primaria y la primera vuelta- que entre noviembre y diciembre, distancia entre la primera y la segunda vuelta. Guillier bien podría ofertar al PDC un acuerdo parlamentario favorable y de esa forma seducirlo a participar de la primaria. El problema es que los otros partidos de la NM no tienen ningún incentivo para aquello. Si arman una lista propia y dejan solo al PDC, no pierden mucho. Además, pueden llevar más candidatos, lo que de por sí descongestiona el conflicto y las negociaciones internas de los partidos. En tal sentido, la amenaza DC de ir a una primera vuelta apunta más a Guillier que al resto de los partidos de la NM.

El mundo ideal del PDC es negociar por cuerdas separadas la parlamentaria y la presidencial. Es decir, ir a primera vuelta y en pacto con el PPD. ¿Por qué con el PPD? Porque el PPD es el partido que más necesita ir en dos listas. Dado que para el Senado sus candidatos más fuertes son hombres, el hecho de competir en una sola lista y con el fin de cumplir con la ley de cuotas, implicaría sacrificar incluso a algún senador incumbente. Si el PPD decide integrar la lista con el PS, PRSD y PC, igual los cupos no alcanzan. Los otros partidos debiesen hacer un sacrificio enorme para que el PPD inscriba a todos sus candidatos y candidatas al Senado. Las cifras no dan. Por tanto, el PPD está casi obligado a pactar con el PDC. De esa forma, el PDC no pagaría costo alguno por competir en la primera vuelta.

En un escenario donde el PDC vaya a primera vuelta y con lista parlamentaria propia, entonces debe asumir la soledad y la búsqueda de nuevos socios. Además, debe tener en cuenta su desempeño electoral actual que, como reflejan las tablas 1 y 2, va claramente a la baja. La puerta hacia la izquierda quedará cerrada, por lo que una alianza con Amplitud y Ciudadanos es la única opción viable. ¿Eso es lo que quiere el partido? En el largo plazo podría pensarse en una alianza con la derecha democrática, cumpliendo así el sueño de RN.

Esto es lo que se juega el PDC en la junta. Si el PPD acepta ir en un pacto parlamentario con el PDC y tolera que compita con un candidato en la primera vuelta, entonces el PDC seguirá vivo. Pero si la izquierda le cierra el paso, entonces el PDC deberá buscar nuevos socios. Y esos nuevos socios están a la derecha.

Tabla 1 y 2. Desempeño electoral del PDC en elecciones locales y en elecciones de diputados, 1989-2016

Fuente: Elaboración propia con datos de www.servel.cl