Crédito: Agencia Uno
Goic y el futuro de la DC

Goic y el futuro de la DC

En las recientes elecciones internas del PDC participaron más de 21 mil militantes. Este resultado implica que el PDC ya tiene garantizada su reinscripción como partido nacional considerando las nuevas reglas establecidas por el sistema de refichaje. Dos de cada tres votos emitidos en las internas fueron para Carolina Goic. ¿Qué implicancias tiene este resultado para el PDC y la NM?

En primer lugar, el PDC -a pesar de su sistemático retroceso electoral- aún mantiene viva a parte de su militancia, triplicando la participación de la interna UDI y PPD. Por tanto, por más pesimistas que sean los pronósticos electorales para el partido, aún existe una base que participa a pesar del escaso nivel de competencia que tuvo la elección. Esto último no es menor. Generalmente, la participación aumenta en escenarios competitivos y disminuye en ausencia de incertidumbre. Para nadie fue sorpresivo el triunfo de Goic y la ventaja que obtuvo sobre las otras listas. Esta evidencia no responde a una visión autocomplaciente, conformista o alejada de la realidad. Simplemente retrata lo sucedido. Claro está que con 21 mil votos no se gana una primaria en la NM y tampoco se compite seriamente en la legislativa. Lo que quiero decir es que la participación fue más alta de lo esperado y sustancialmente mayor a la registrada en las internas de otros partidos. Todo esto, en el marco de un 19% de identificación con partidos según la última CEP, y de sólo un 32% de encuestados que se identifican con la izquierda, el centro o la derecha.

"El resultado de la elección interna y su eventual proclamación como candidata del PDC a fines de enero, debiesen contribuir a mejorar su conocimiento"

En segundo lugar, el triunfo de Goic alimenta las esperanzas presidenciales del PDC. Esto se ve respaldado por los datos de la encuesta CEP. Es cierto que Goic aún no está en el radar de los votantes en términos de adhesión presidencial, pero hay algunos indicadores relevantes. Goic figura en el sexto lugar del ranking de evaluación de los políticos. Aún está lejos de Guillier y de los ex líderes estudiantiles, pero no es una mala posición para una presidenta de partido, a lo que se suma un nivel de rechazo que está muy por debajo del promedio. Lo que sí se debe mejorar son sus niveles de conocimiento. La encuesta muestra que sólo un 48% conoce a Goic, lo que contrasta fuertemente con los otros presidenciables. El resultado de la elección interna y su eventual proclamación como candidata del PDC a fines de enero, debiesen contribuir a mejorar su conocimiento y, por cierto, su evaluación. La siguiente etapa consiste en transformar esas buenas evaluaciones en intención de voto.

En tercer lugar, el triunfo de Goic y su posicionamiento en las encuestas poco a poco está animando a que diputados y senadores del PDC se vayan sumando a su candidatura. A esto ha contribuido el bajo apoyo ciudadano a Lagos e Insulza. No fueron pocos los legisladores del PDC que “vitrinearon” descaradamente hacia otros partidos en busca de un candidato presidencial, replicando idéntica conducta de 2013 cuando dejaron caer a Orrego. Esta vez el escenario es distinto. Goic tiene amplio espacio para crecer y no sería extraño que en las mediciones de marzo o abril ya esté por sobre Lagos e Insulza.

En cuarto lugar, si el PDC se decide a competir con Goic en la primaria de la NM, debe tener en claro un solo punto: la única forma de derrotar a Guillier es con un candidato único. Lo que quiero decir, es que Guillier tendrá la nominación asegurada si el bloque PS-PPD compite con un candidato y si el PDC hace lo propio. Por tanto, en un escenario de primarias los tres partidos -PDC, PS, PPD- deberán optar por un nombre.

En quinto lugar, urge que Goic defina los pilares programáticos de su candidatura. A Guillier se le critica su falta de precisión frente a los temas nacionales. Por tanto, Goic debe predicar con el ejemplo. Para eso tiene un partido que si bien ha retrocedido electoralmente, aún mantiene una masa crítica organizada y reconocida.

En sexto lugar, Goic debe pensar muy bien la estrategia. El debate estará centrado en si el PDC compite en la primaria o si llega con su candidata hasta la primera vuelta. Para eso es muy necesario evaluar la continuidad de la NM. ¿Podría competir la NM con dos candidatos presidenciales? Sí. ¿Es factible que este formato de competencia viabilice una lista legislativa única? Difícil, pero no imposible. Ya está demostrado matemáticamente que la lista única favorece a todos los partidos que la integran y que la división reduce su fuerza representativa. Dicho en otras palabras, con los mismos votos un partido cosecha más escaños compitiendo en una lista única que compitiendo en dos listas. Visto así, no resultaría traumático competir con dos candidatos presidenciales y una lista parlamentaria. ¿De qué depende esta configuración? De múltiples factores, pero particularmente de Lagos. Si sus apoyos no aumentan de aquí a marzo/abril pero él insiste en competir en la primaria, entonces la peor estrategia para Goic es sumarse a esa primaria. La división hará ganar a Guillier, por lo que es mejor ir hasta la primera vuelta. Pero si Lagos -en el entendido de que no aumenta su intención de voto- se retira de la competencia y da su apoyo a Goic, entonces la primaria sí cobra sentido.

Evidentemente, todos estos escenarios dependerán en gran parte de las encuestas. Ahora viene la etapa decisiva para Goic. El primer hito será su proclamación en la junta nacional del PDC a fines de mes. De ahí en adelante, la meta es ir marcando en las encuestas y transformando de la manera más rápida posible sus buenas evaluaciones en intención de voto.


Lo más visto en T13