Ley de cuotas debutará en las parlamentarias 2017

Las cuotas de la discordia

En las elecciones legislativas de noviembre debutará la denominada “ley de cuotas”. El artículo 3 bis de la Ley Orgánica Constitucional 18.700 sobre votaciones populares y escrutinios señala lo siguiente: “De la totalidad de declaraciones de candidaturas a diputado o senador declaradas por los partidos políticos, hayan o no pactado, ni los candidatos hombres ni las candidatas mujeres podrán superar el sesenta por ciento del total respectivo. Este porcentaje será obligatorio y se calculará con independencia de la forma de nominación de las candidaturas. La infracción de lo señalado precedentemente acarreará el rechazo de todas las candidaturas declaradas a diputados o a senadores, según corresponda, del partido que no haya cumplido con este requisito”. 

El artículo es muy claro. Primero, la cuota aplica a cada partido de manera individual, no existiendo compensación entre los partidos que componen un pacto. Esto quiere decir que en un pacto de dos partidos que llevan idéntica cantidad de candidatos, no sirve que un partido lleve el 30% de mujeres y el otro el 50%. Es cierto que el pacto totalizará el 40% exigido por la ley, pero como la cuota involucra a cada partido de manera individual, el partido que sólo inscribió al 30% de mujeres quedará imposibilitado de competir.

"Pensemos que a un partido le corresponde competir con 5 candidatos. Es plausible que nomine a dos hombres y tres mujeres, pero que al final del día sean electos los dos hombres. Lo que quiero decir es que una ley de cuotas de candidatas no implica necesariamente una mayor representación femenina"

 Segundo, la ley es una cuota de candidatos, no de representantes. Es factible que los partidos nominen candidaturas femeninas en lugares donde hay incumbentes instalados. Si esto se da, las mujeres bajarán su tasa de elegibilidad en comparación con los hombres. Dado que la cuota se debe cumplir a nivel nacional y no necesariamente a nivel distrital, entonces los partidos podrán colocar a mujeres en lugares con escasas chances de ganar. Supongamos que un partido calcula que en un distrito que reparte 8 escaños, obtendrá dos diputados. Pensemos que a ese partido le corresponde competir con 5 candidatos. Es plausible que nomine a dos hombres y tres mujeres, pero que al final del día sean electos los dos hombres. Lo que quiero decir es que una ley de cuotas de candidatas no implica necesariamente una mayor representación femenina. 

Tercero, la cantidad de mujeres en competencia es dependiente de los pactos que suscriban los partidos. Para entender esto, veamos el siguiente ejemplo. Los pactos electorales podrán competir con un candidato adicional al número de escaños a repartir en cada distrito. Es lo que se conoce como regla “N+1”. En un distrito que reparte 4 escaños, los pactos podrán competir con hasta 5 candidatos. Por tanto, a nivel nacional los pactos podrán competir con 183 candidatos a diputado. Esta cifra surge del siguiente cálculo. Son 155 diputados a elegir en 28 distritos. Como en cada distrito es posible competir con un candidato adicional, entonces 155+28 da un total de 183. Si la Nueva Mayoría compitiera en una lista, entonces debería competir con un mínimo de 73/74 mujeres (183*0.4). ¿Cómo se distribuirían esas mujeres dentro del pacto? Recordemos que la cuota es por partido, por lo que debemos hacer una segunda operación. De acuerdo a los resultados 2013- y excluyendo la votación de los independientes de la lista de la NM- al PDC le correspondería competir con 63 candidatos aproximadamente. De esos 63, 25 debiesen ser mujeres. Al PPD se le asignarían 44 candidatos de los cuales 18 serían mujeres. La tabla 1 muestra la distribución para todos los partidos.

Tabla 1. Número de candidatos y cuota por partido (Nueva Mayoría en una lista)

 

Votos 2013

% dentro de la NM

Proporción

Total Candidatos

Mujeres

PDC

967003

34,2

0,34

63

25

PPD

685804

24,3

0,24

44

18

PRSD

225955

8,0

0,08

15

6

PS

691713

24,5

0,24

45

18

PCCH

255914

9,1

0,09

17

7

 Total

2826389

100

1

183

73

Fuente: Elaboración propia con datos de www.servel.cl

¿Qué sucedería si la NM decidiera competir en dos listas? Bajo este diseño aumentará el número de candidatos en competencia y, por cierto, el número de mujeres en cada papeleta. La tabla 2 muestra la distribución por partido según la configuración coalicional. Para este ejemplo construí un pacto PDC+PS y otro pacto constituido por PPD+PRSD+PC+MAS+IC. Sobre el MAS y la IC subrayo que su aporte en 2013 fue mínimo, sobre todo porque algunos de sus representantes compitieron en calidad de independientes del pacto.

Los resultados indican que el PS, por ejemplo, debiese competir con 31 mujeres, en circunstancias de que en el diseño de lista unitaria lo hacía con 18. En el caso del PPD las variaciones son aún mayores, pasando de 18 mujeres en el formato de lista unitaria, a competir con 44 en una lista distinta. Igual cosa sucede con el PRSD. Si en la lista unitaria le tocaba competir con 6 mujeres, en este nuevo diseño le correspondería competir con casi el doble. Finalmente, el PC competiría con 16 mujeres, cifra claramente superior a las 7 con que le tocaría inscribirse en un formato de lista unitaria. 

Tabla 2. Número de candidatos y cuota por partido (Nueva Mayoría en dos listas)

 

PDC+PS

PPD+PRSD+PC+MAS+IC

DC Hombres

64

 

DC Mujeres

43

 

Total DC

107

 

PS Hombres

45

 

PS Mujeres

31

 

Total PS

76

 

PPD Hombres

 

64

PPD Mujeres

 

44

Total PPD

 

108

PRSD Hombres

 

21

PRSD Mujeres

 

14

Total PRSD

 

35

PC Hombres

 

24

PC Mujeres

 

16

Total PC

 

40

 

Fuente: Elaboración propia con datos de www.servel.cl

Todo lo anterior implica mayores desafíos para los partidos. Es cierto que en el caso de la Nueva Mayoría la competencia en una lista unitaria es prácticamente imposible debido a la cantidad de partidos que la componen. Por tanto, deberá competir en dos o más listas. El efecto natural de esta decisión será el reforzamiento de su contingente femenino. Si bien las cuotas aplicarán hasta los comicios de 2029, la urgencia por consolidar equipos de mujeres está a la vuelta de la esquina.

 


Lo más visto en T13