Las elecciones municipales serán el 23 de octubre de 2016

Nueva Mayoría: ¿5-0?

Hay 5 criterios para explicar los resultados de la elección del domingo: número de votos en alcaldes, número de alcaldes, número de votos en concejales, número de concejales, y porcentaje de población gobernada por los alcaldes de cada coalición. Este último criterio implica lo siguiente. Puede que una coalición logre más alcaldías que otra, pero que esas alcaldías correspondan a comunas de bajo volumen poblacional. Por tanto, una coalición podría celebrar por el número de alcaldes conseguidos, pero administrando menos población que la otra coalición aparentemente derrotada.

En función de estos 5 criterios, partidos y pactos comenzarán a sacar cuentas. Es seguro que Chile Vamos estrechará la distancia frente a la Nueva Mayoría. Difícilmente la centro-derecha descenderá de las 121 alcaldías que obtuvo en 2012. De hecho, automáticamente se suman los votos del PRI que en 2012 alcanzó -junto a sus independientes- 5 comunas. La Nueva Mayoría, en tanto, consiguió 167 alcaldías, destacando los triunfos en Maipú y Providencia. Maipú representa, según el censo de 2012, el 3.2% de la población del país. Providencia, en tanto, equivale al 0.79%. En Maipú existe cierto consenso en que el ganador será Christian Vittori, que en estas elecciones compite como independiente fuera de pacto. Por tanto, la NM arranca estas elecciones con un 3.2% menos de población gobernada. En Providencia, en tanto, es posible que los votantes de centro-derecha que se confiaron en 2012 con el triunfo de Labbé, esta vez salgan a sufragar, entregando una buena chance a Evelyn Matthei. Si en 2012 Providencia fue definida como una comuna emblemática por la centro-izquierda -donde Josefa Errázuriz competía como independiente fuera de pacto-, en 2016 ese apelativo bien podría utilizarlo la derecha.

"En términos globales, la Nueva Mayoría gobierna al 46% de los chilenos mientras que Chile Vamos lo hace con el 37%"

Otra comuna que se anticipa como competitiva es Santiago, que representa un 1.9% de la población. El resultado depende en gran medida de lo que pueda hacer Patricia Morales, la presidenta del PRO. En esa comuna, ME-O logró casi el 16% en las presidenciales de 2013 con más de 19 mil votos. El PRO, en tanto, alcanzó un 3% de los votos en la elección de concejales de 2012, a lo que se suma un 0.65% obtenido por los candidatos independientes que compitieron por el partido. Si Morales llega a los dos dígitos, es muy probable que la alcaldía quede en manos de Alessandri. En cambio, si los votantes de centro-izquierda son estratégicos al momento de emitir su sufragio, abandonarán a la candidata del PRO, inclinándose por Tohá. Finalmente, la situación de Tohá y el vínculo con SQM no ayuda mucho. Sin embargo, en un ambiente de desinformación y de escasa campaña electoral, los candidatos de oposición no han tenido espacio para sacar a Tohá al pizarrón.

Gran favor de la comisión Engel. Al proponer menos espacios de campaña y, por tanto, menos información pública, resulta evidente el beneficio para los candidatos incumbentes. Está bien que las ciudades no sean tapizadas de propaganda, pero hacerlo a niveles extremos es simplemente un atentado contra la democracia. La Comisión Engel prometió que con estas reformas participaría más gente y que habría una mayor renovación de la política. El 23 en la noche sabremos si ambos propósitos se cumplieron o no.

"El peor escenario para la NM es ganar 3-2. Es decir, que Chile Vamos se imponga no sólo en el porcentaje de población gobernada sino que también en el número de votos en alcaldes, cosa que ya hizo en 2008"

El gráfico 1 muestra la población gobernada por partido, incluyendo los independientes de cada pacto. La sumatoria arroja 100% al incluir los independientes fuera de pacto y los alcaldes de otros partidos. En términos globales, la Nueva Mayoría gobierna al 46% de los chilenos mientras que Chile Vamos lo hace con el 37%. Si Chile Vamos conquista Santiago, La Reina, La Pintana y si a eso le sumamos la derrota segura de la NM en Maipú, entonces Chile Vamos gobernará más gente que la NM. De un potencial 5-0 en el resultado final, pasaríamos a un 4-1. El peor escenario para la NM es ganar 3-2. Es decir, que Chile Vamos se imponga no sólo en el porcentaje de población gobernada sino que también en el número de votos en alcaldes, cosa que ya hizo en 2008.

Fuente: Elaboración propia con datos de www.servel.cl. La sumatoria de los porcentajes arroja 100% al sumar independientes y alcaldes de otros partidos.


A nivel de concejales la situación es más favorable para la NM. En 2012 el pacto sobrepasó los 2.6 millones mientras que la Alianza no llegó a los 1.8 millones. En términos de representación, la NM alcanzó 1.155 concejales (serían 1.168 si se suman la IC y sus independientes). La Alianza, en tanto, obtuvo 832. Lo más probable es que la NM siga superando a Chile Vamos tanto en número de votos como en concejales electos, sin perjuicio de que la distancia se estreche en comparación con las elecciones de 2012. Lo relevante acá- pensando en la elección legislativa del próximo año- es que seguramente los resultados de la elección de concejales permitirán pronosticar de manera algo más confiable el resultado de la legislativa. Si en elecciones anteriores esto ya sucedía con el binominal como telón de fondo, el nuevo sistema electoral para elegir legisladores- más similar al sistema para elegir concejales- augura una mayor correlación entre la elección local y la elección nacional.

Fuente: Elaboración propia con datos de www.servel.cl. La sumatoria de concejales electos da 2.224 al considerar a independientes y otros partidos.


 


Lo más visto en T13