Mortal Kombat: Mayol v/s Jackson
Política

Mortal Kombat: Mayol v/s Jackson

Gonzalo Müller
Gonzalo Müller

Profesor Facultad de Gobierno UDD, magister en Políticas Públicas, analista político y panelista en Estado Nacional de TVN.

El Frente Amplio y su lista parlamentaria es el nuevo escenario en que se libra el combate por la hegemonía ideológica y política de este nuevo referente. Desde que el simple anuncio de Alberto Mayol de que su intención era competir en el mismo distrito del actual diputado de Revolución Democrática, Giorgio Jackson, se inició un conflicto cuyos efectos puede que vayan mucho más allá de las mismas elecciones parlamentarias.

El primer combate se dio a propósito de las primarias presidenciales, Mayol no aceptó nunca su rol de comparsa frente a la que RD consideró siempre como la verdadera candidata del Frente Amplio: Beatriz Sánchez. Tanto en su franja televisiva como en los debates Mayol apostó fuerte por la diferenciación y así marcar que su candidatura era abiertamente de izquierda, negándose a usar el lenguaje oficial del Frente Amplio que siempre esquiva esta definición. Si bien Mayol terminó perdiendo las elecciones primarias, alcanzó un apoyo suficiente para que en su análisis sintiera que esta experiencia mediática y política como candidato había sido exitosa, y que -más que algo puntal- podría transformarse en una oportunidad a desarrollar.

"La decisión fuera de lo programático provocó que Mayol entendiera que no estaba considerado en el futuro del Frente Amplio"

Si Jackson y RD pensaron que el triunfo en primarias les había despejado el camino, se equivocaron. Rápidamente Alberto Mayol insistió por un nuevo round, ahora buscaba instalarse como el jefe programático de la campaña presidencial del Frente Amplio, lo que tenía sentido bajo la lógica de que quien más propuestas había presentado durante las primarias había sido él, desde el tren de alta velocidad que recorrería todo Chile desde Arica hasta Puerto Montt, o la expropiación del 20% de las empresas estratégicas como método de financiamiento, pero RD y sus socios sintieron que podían cerrarle la puerta a Mayol y sus ideas, evitando el riesgo de tenerlo en un rol dentro de la campaña presidencial de Sánchez.

Pero la decisión de dejarlo fuera de lo programático, provocó que Mayol entendiera que no estaba considerado en el futuro del Frente Amplio, y así decidiera con audacia desafiar electoral y políticamente directamente al líder de RD, compitiéndole en su propio distrito. Si bien el Frente Amplio se ha trabado en la discusión burocrática de los cupos al igual que el resto de las coaliciones políticas, el hecho de que se pretenda bloquear a Alberto Mayol y su nueva candidatura a diputado por la vía de negarle el cupo, algo muy propio de las viejas malas prácticas de la política, sin duda nos lleva a cuestionar el discurso de nueva política tan teorizado y verbalizado por los jóvenes RD dentro del Frente Amplio.

"Mayol amenaza con su candidatura la construcción predefinida por RD para Giorgio Jackson, al que han cuidado y privilegiado desde su irrupción el 2011"

Alberto Mayol amenaza con su candidatura la construcción predefinida por RD para Giorgio Jackson, un liderazgo al que han cuidado y privilegiado desde su irrupción el 2011.  No solo porque en ese mismo distrito 10 Mayol obtuvo 15 mil votos en la primaria presidencial frente a la candidata de RD, Beatriz Sánchez -los que son casi suficientes para elegirlo diputado aprovechando la lista en que competiría- sino porque el triunfo de Mayol la misma noche y en el mismo lugar de Jackson, los empata de frente al futuro.

No hay duda que Mayol entiende y sabe de política. No lo tiene miedo a perder y eso lo ha trasformado en un liderazgo interesante dentro del Frente Amplio, sabe que representa no a una orgánica o partido determinado sino a una cultura de izquierda arraigada en lo profundo de la sociedad chilena, y que él ha demostrado conocer y ser capaz de movilizar.

Tal como en el clásico juego de Mortal Kombat, Jackson y Mayol saben que solo uno de ellos podrá quedar en pie. Y que su enfrentamiento en campaña, sin duda, estará a la altura de este mítico juego.