Crédito: AgenciaUno
RicardoLagos

¿Puede Lagos sobrevivir a la CEP?

Para cualquier candidato presidencial la única meta es crecer y crecer en adhesión y apoyo, única manera de alcanzar una mayoría absoluta como la que exige la Constitución chilena a quien quiera ser Presidente de la República.

¿Qué pasa entonces con el candidato Ricardo Lagos, que no crece?

Obtuvo un 5% de las preferencias en el sondeo de agosto y se pensó que no sobrevivía, pero Ricardo Lagos apostó fuerte y salió a presionar a los partidos, al Gobierno y al resto de los candidatos. Movió su artillería de propuestas. Sacó un libro para superar el pesimismo. Bajó a Isabel Allende de su precandidatura, sacó al Ministro Pacheco del gabinete para asumir un rol en su campaña. Presionó al Partido Socialista y al PPD para que tuvieran un candidato único.

"La última oportunidad de su candidatura depende de su desempeño en los debates, en una campaña donde las ideas y propuestas muestren la distancia y diferencias entre el ex Presidente y el novel senador por Antofagasta."

No dejó nada por hacer en el viejo manual de la política, pero los resultados son demoledores: la encuesta CEP de diciembre le dio el mismo 5%. De crecer, nada.

¿Se equivocó Lagos en insisitir con su candidatura después de la CEP de agosto donde marcaba tan bajo? Creo que no, porque el vacío de liderazgos en la Nueva Mayoría era evidente, y la anomalía de que la centroizquierda no tuviera candidato era algo que no podía durar.

Lo que sí fue un error fue creer que el único llamado a ocupar ese lugar era él: no creyó nunca que Alejandro Guillier fuera una alternativa real para los electores de izquierda, duro momento para quien fuera el líder indiscutido de ese sector durante tantos años.

El camino de Ricardo Lagos no es el de la popularidad ni el de los altos niveles de adhesión ciudadana; su camino es el de la política, un arte que el ex Presidente maneja como nadie. Por eso su reacción ante el pobre desempeño en la encuesta no le hizo mella a su convicción de ser candidato y competir en las primarias. 

La última oportunidad de su candidatura depende de su desempeño en los debates, en una campaña donde las ideas y propuestas muestren la distancia y diferencias entre el ex Presidente y el novel senador por Antofagasta.

Este segundo round entre Lagos y Guillier será sin guantes, solo uno será candidato y eso dependerá del apoyo de los partidos y de la participación que alcancen las primarias. Ahora podría ser que Guillier cometa el mismo error de Lagos, y no vea venir a un rival dispuesto a todo por marcar la diferencia, y que las pequeñas escaramuzas que ya molestaron al senador al nivel de acusar al laguismo de estar detrás de esos ataques podrían ser solo el anticipo de una cruenta batalla por la sobrevivencia de dos tipos de liderazgo no sólo distintos, sino directamente antagónicos. Quien logre finalmente imponerse deberá evaluar si valió la pena este enfrentamiento, o si el desgaste solo dificulta aún más la verdadera pelea de fondo, frente a Sebastián Piñera.

Solo Lagos y su convicción lo llevarán a sobrevivir esta encuesta CEP, quizás pensando que cuando no hay nada que perder, se puede empezar a sorprender.


Lo más visto en T13