La importancia del arte en la educación
Opinión

La importancia del arte en la educación

La semana pasada celebramos con gran éxito la cuarta versión de la Semana de la Educación Artística (SEA).

Esta conmemoración nace en respuesta al llamado de la Unesco, al que Chile responde con entusiasmo organizando un extenso programa de actividades, el que es desarrollado interinstitucionalmente por el Ministerio de Educación (Mineduc) y el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes (CNCA), la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam), la Universidad de Chile y Balmaceda Arte Joven.

Este año el lema fue “Aprende Creando”, una idea que nos invita a internarnos en la compleja relación entre creatividad y  educación, y a reflexionar en torno a los avances conseguidos hasta hoy mediante los procesos y programas educativos del Estado, como también acerca de los desafíos que aún tenemos por delante.

El interés por darle un mayor espacio al Arte en la Educación está creciendo: un ejemplo es que este año la SEA convocó a más de 1100 establecimientos educacionales de todo el país, 150 espacios culturales y 20 universidades e institutos de educación superior, como también más de 500 artistas nacionales y artistas migrantes que visitaron los establecimientos para conversar y compartir su trabajo con las y los estudiantes. 

Hemos visto cómo agrupaciones de artistas, profesores y estudiantes han participado entusiastamente con la idea de transmitir  la importancia de las artes en la calidad de la educación. Visión que compartimos y por la cual estamos trabajando desde el inicio de este gobierno a través del Plan Nacional de Artes en la Educación, iniciativa conjunta entre el CNCA y el MINEDUC para fortalecer el acceso de estudiantes a la experiencia artística de calidad.

Nos encontramos en la mitad de este proceso, pero ya tenemos el orgullo de poder mostrar importantes avances en  los 5 ejes y las más de 39 Líneas de acción en las que trabaja. Estos resultados están disponibles en la web del Consejo de la Cultura.

De ellos quisiera relevar los avances en dos de los ámbitos que son decisivos para que la educación artística contribuya  a una educación de calidad. Me refiero a la creación de redes de trabajo que promuevan la colaboración entre la educación escolar y no escolar, y por otro lado, a las acciones orientadas a mejorar la formación de los y las docentes para enseñar artes.

Con respecto al primer ámbito, la evidencia demuestra que para ser efectiva, la educación artística requiere articulación interinstitucional que convoque la participación de la sociedad civil,  a través de la generación de instancias de colaboración entre educadores, educadoras y artistas, artesanos, cultores y cultoras, además de la  promoción de una vinculación con las comunidades locales y con los centros de arte y cultura.

Uno de los procesos más destacados en este sentido, ha sido la conformación y desarrollo durante el último tiempo  de 18 mesas regionales y provinciales de educación artística, en la que actores diversos de todas las regiones miran su territorio y diseñan e implementan programas y actividades pertinentes a sus comunidades.

Asimismo, para asegurar la calidad de la Educación Artística en el sistema escolar, necesitamos que los y las docentes no solo tengan la motivación para enseñar artes, también la formación disciplinar adecuada para ello, tarea que debe ser asumida por los diferentes responsables de la formación inicial y continua de ellos. Por nuestra parte, la respuesta viene por varias vías, como las que ya contemplan los programas Acciona, Centros de Creación, el FAE y el Programa de Desarrollo Artístico en la Educación. A esto se suma el Fondart, que en su Línea Becas y Pasantías, podrá entregar financiamiento total o parcial a licenciados en disciplinas artísticas  para seguir los programas de formación pedagógica, permitiéndoles acceder en un plazo acotado al título de profesor o profesora en su especialidad artística.

Sumado a lo anterior, hemos puesto a disposición de los docentes, de manera impresa y digital, la “Caja de Herramientas para la Educación Artística” una serie de 5 cuadernos que delinean el concepto de educación artística que creemos aporta al sistema educativo. Una experiencia que sea un aporte al desarrollo integral de las personas; que promueva el disfrute de las artes y la cultura; que contribuya a la formación de ciudadanos sensibles y críticos a la realidad que los rodea, que respeten e integren la diversidad, con capacidades para establecer relaciones democráticas y participativas. Esta es  una oferta importante de herramientas metodológicas y conceptuales para los docentes y los directivos de los establecimientos, que se suma además al texto de los “Aportes de los Lenguajes Artísticos a la Educación, fichas descriptivas”, desarrollado en conjunto con el Mineduc.

Estamos convencidos de que la creatividad es una dimensión fundamental en el desarrollo personal y social. Si bien entendemos que no es una característica privativa de las artes, el ámbito artístico es sin lugar a dudas donde más claramente podemos generar estímulos y  visualizar la consecuencia de estos en el desarrollo integral de una persona. 

En el gran propósito de la nueva educación pública, el arte y los artistas jugarán un rol fundamental. Esperamos que esta nueva celebración de la Semana de la Educación Artística en todo nuestro país, ayude a solidificar aún más este compromiso y esta alianza, por el bien de tantos niños y niñas que aspiran a desarrollarse en la plenitud de las dimensiones de su persona.


Lo más visto en T13