Adimark: El 11 % del país
Opinión

Adimark: El 11 % del país

El 11% del país aprueba a la Alianza, según la reciente Adimark. Es el porcentaje de aprobación más baja registrada por la encuesta desde que comenzó a medir la popularidad de coaliciones políticas en 2006. Cuatro razones explican el bajo nivel de apoyo.

Primero, la mala estrategia legislativa de la Alianza. Segundo, el mal manejo del caso Penta de la UDI y RN. Tercero, el buen trabajo legislativo del gobierno. Cuarto, las oportunas medidas de mitigación de Bachelet. Si la Alianza no se hace cargo de sus problemas, la crisis en la derecha se profundizará. Tanto la UDI como RN deben asumir la responsabilidad que les corresponde en el caso Penta.

"Si la Alianza no se hace cargo de sus problemas, la crisis en la derecha se profundizará."

En lo que va de gobierno, la Alianza no ha sido una oposición constructiva. Se ha dedicado a frenar las reformas impulsadas por el gobierno. Su agenda ha estado casi exclusivamente enfocada en mantener el status-quo. No ha propuesto alternativas legislativamente viables a lo que propone la administración de Bachelet. En todas las tramitaciones legislativas emblemáticas se ha dedicado a dilatar el debate. Es entendible que tenga una postura opuesta a la del gobierno, pero no es razonable que se atrincheren en criticas irrelevantes. Al calificar todas las reformas de malas e innecesarias, han antagonizado a la gran mayoría de la gente: ese 63% que voto por Bachelet en segunda vuelta.

Como si fuera poco, lo han hecho en en medio del caso Penta, la peor crisis política que ha azotado a la derecha desde el retorno de la democracia. Desde un inicio, la UDI ignoró todas las señales que indicaban que su coalición sería la más perjudicada. En vez de asumir la responsabilidad política y judicial que le correspondía, el partido se dedicó profesionalmente a negar todas las acusaciones. Solo después de la apertura del secreto del caso, admitieron algunos errores involuntarios. RN no lo ha hecho mejor. Al apoyar a la UDI, e ignorar su propia responsabilidad en el caso, han implícitamente avalado el oscuro mecanismo de financiamiento irregular. 

Los errores-no-forzados de la Alianza, y el mal manejo del caso Penta por parte de la UDI y RN se contraponen radicalmente a lo que ha estado haciendo el gobierno. Bueno o malo, la administración de Bachelet se ha dedicado a cumplir con su programa de gobierno. De las tres grandes reformas que prometió hacer, ya ha hecho dos: la reforma tributaria y la reforma educacional. Además, llevó a cabo la reforma electoral y aprobó el Pacto de Unión Civil. En pocas palabras, ha hecho la pega. El gobierno hace para lo que fue elegido. Para muchos, la Alianza solo ha estorbado. Se le ha atravesado incluso a los más derechistas. Pues, no han logrado mostrar vías alternativa a la del gobierno.

"Bueno o malo, la administración de Bachelet se ha dedicado a cumplir con su programa de gobierno."

En el intenso año legislativo, de reformas estructurales, los problemas de corto plazo indudablemente se acentuaron. De hecho, por eso bajó la aprobación de Bachelet en la primera mitad del 2013. La Presidenta no logró controlar variables de corto plazo. Al estar excesivamente enfocada en legislar sobre el Chile del futuro descuidó la contingencia. Al percatarse del error, hacia fines del 2013, rápidamente lo enmendó. Con la baja en los precios de bencina, y otros productos necesarios para el día-a-día, logró dar con un balance entre lo estructural y lo coyuntural. Mientras la Presidenta presentaba resultados, la Alianza despotricaba sin fundamentos.

Hoy solo el 11% del país aprueba a la Alianza. No sorprende, pues después de criticar todo lo que la gran mayoría de los chilenos pidió en la última elección, se han cavado su propia tumba. Si bien algunos han apoyado a la oposición, ha sido prácticamente imposible estar de acuerdo con el oído sordo que le han hecho al caso Penta.

Ese 11% se contrasta con el apoyo que tiene la Nueva Mayoría. Aunque algunos estén en desacuerdo con su agenda legislativa, sigue siendo un programa popular. La única forma en que la Alianza puede subir sus índices de aprobación es hacer lo que puede con lo poco que tiene. Por lo bajo, es ser una oposición constructiva, y hacerle frente, aunque duela, al caso Penta.


Lo más visto en T13