Crédito: Agencia Uno
Pudo ser mejor
Opinión

Pudo ser mejor

Consistente con lo que se anticipaba, muy pocos llegaron a votar a las elecciones primarias. Hay varias razones que lo explican. Primero, el bajo perfil de la elección. Son pocos a los que realmente les interesa participar en un proceso eleccionario que no tiene efectos inmediatos. Segundo, menos de un tercio de las comunas tuvieron primarias. El carácter limitado y parcial de la elección es un depurador natural del padrón electoral. Tercero, en las comunas que sí hubo primarias, hubo poco en juego. Solo un puñado de políticos de primera línea optó por participar.

"Irrelevante del tipo de voto (obligatorio o voluntario), la gente no va ir a votar si el gobierno, los partidos, y los candidatos no hacen lo suyo."

Aunque se esperaba que poca gente votara, sigue siendo un balde de agua fría saber que solo 5,6% de los habilitados para votar hizo uso de su derecho. Una máxima de la democracia es que mientras más gente vota, mejor. A medida que más personas participan en elecciones, aumenta la representatividad y con ella, presumiblemente, la calidad de la democracia. A su vez, elecciones con baja participación simbolizan problemas. Que menos de 1 de cada 10 personas habilitadas para votar haya acudido a las urnas es evidencia de esto último.

El gobierno pudo haber hecho más. Es sabido que cuando hay poca información, poca gente vota. La poca propaganda que hizo el gobierno para publicitar las elecciones primarias influyó en la baja participación. Como principal promotor de la democracia el gobierno debió haber jugado un rol más preponderante en informar a la gente. Dado que se anticipaba una baja participación antes de la elección, el gobierno pudo haber promovido las elecciones por television, radio y otros medios de comunicación para asegurar un mayor número de votantes.

Servel: Sólo 5% del padrón electoral votó en estas primarias municipales

Los partidos también pudieron haber hecho más. Por ejemplo, pudieron haber hecho primarias en más comunas. En 73% de las comunas no hubo primarias. Si el objetivo es generar masa critica en procesos eleccionarios, los partidos deben haber primarias en todas las comunas del país donde exista más de un competidor. Incluso en aquellas con titulares que buscan ser reelegidos. Tampoco contribuyó la chambonada de la Nueva Mayoría en el Servel, que finalmente solo sirvió para confundir y alienar a potenciales votantes.

"La poca propaganda que hizo el gobierno para publicitar las elecciones primarias influyó en la baja participación"

Los alcaldes titulares también contribuyeron al bajo nivel de participación. Alcaldes en comunas emblemáticas, como Santiago, Providencia, y Las Condes brillaron por su ausencia. Al no presentarse al proceso eleccionario incentivan a los votantes a quedarse en casa. Como titulares son las autoridades más conocidas de sus comunas, y como tal corren con una ventaja intrínseca. De haber competido no solo probablemente hubiesen ganado, pero también hubiesen arrastrado un mayor caudal de gente a las urnas, dandole mayor validez al proceso.

La baja participación ha resucitado el debate sobre el mejor tipo de sistema electoral. Algunos sostienen — a mi parecer correctamente — que la única forma de contrarrestar el ausentismo electoral es por medio del voto obligatorio. Quizás no se da en el mejor momento, dado que la baja participación era anticipable, pero es un debate que se debe dar. Ahora bien, se debe tener presente que irrelevante del tipo de voto (obligatorio o voluntario), la gente no va ir a votar si el gobierno, los partidos, y los candidatos no hacen lo suyo. 

"Es importante volver a hablar sobre el voto obligatorio"

Las primarias municipales no son el mejor ejemplo para sacar conclusiones, dado que son el proceso menos atractivo de las grandes elecciones. Pero si pocos van a votar en primarias presidenciales y legislativas el proximo año, es importante volver a hablar sobre el voto obligatorio, sobre todo considerando que los partidos, y los candidatos posiblemente no estarán a la altura del desafío. Hay que hacer todo lo posible para aumentar el número de votantes en las elecciones. Es crucial para revitalizar la alicaída democracia chilena.

 


Lo más visto en T13