“Justicia” ciudadana: El gobierno de las pulsiones y la voluntad
Opinión

“Justicia” ciudadana: El gobierno de las pulsiones y la voluntad

Un joven roba a un adulto mayor. Un grupo de personas toma al joven que ha sacado el cuchillo, y lo desviste para después amarrarlo a un poste usando plástico. Una vez reducido, incapaz de agredir y de defenderse, el grupo filma, se burla y lo golpea. Nadie llama a Carabineros.

¿Qué tienen en común el joven y el grupo? Un profundo desprecio por las reglas e instituciones que hemos decidido darnos para relacionarnos los unos con los otros en sociedad. Es decir, un desprecio hacia todos nosotros.

El joven cuando asalta a otro está diciendo que esos principios que ustedes creen tan importantes, que protegen la integridad física y la propiedad, a mí no se me aplican. Yo estoy por sobre esos convenciones sociales. Hago lo que me plazca.

"¿Qué tienen en común el joven y el grupo? Un profundo desprecio por las reglas e instituciones que hemos decidido darnos para relacionarnos los unos con los otros en sociedad."

A su vez, la masa dice: yo no tengo por qué quedar limitada por tonteras como la presunción de inocencia. ¿Para que voy a esperar un juicio? Sus instituciones que han tardado 200 años en construir no me importan. Hago lo que me plazca

Tanto el joven que roba como la masa que ajusticia creen que debemos estar sometidos a su voluntad, a sus pulsiones más primitivas y salvajes; no a las leyes que el resto creemos que nos gobiernan. Esas fruto del proceso democrático.

¿Cómo es que llegamos a esta situación? Creo que por el deterioro en la imagen de nuestras instituciones republicanas. 

Si las noticias de la la mañana empiezan con los asaltos ocurridos durante la noche, nos levantamos con la sensación que Chile es un país inseguro. Ello pese a que Chile tiene la tasa más baja de homicidios en América Latina. Si bien es cierto que de acuerdo a cifras de Naciones Unidas Chile tiene la segunda tasa más altasde robos en hogares, lo que se puede deber a que el país tiene buenos mecanismos para recibir denuncias. Mal que mal el que lo supera según esas cifras es Uruguay.

Luego leemos y escuchamos que nuestro Congreso está integrados por corruptos e incompetentes. Ello, no obstante que Transparency ubica a Chile, junto con Uruguay, como el país con menos corrupción de Sudamérica. Entonces no podemos confiar que las leyes que aprueban busquen el bien común sino que sólo los intereses mezquinos de sus integrantes y quienes los financian.

"¿Cómo es que llegamos a esta situación? Creo que por el deterioro en la imagen de nuestras instituciones republicanas."

Luego personeros políticos y “rostros” de Televisión nos dicen que la “puerta giratoria”, que los jueces dejan libre a cuanto delincuente es llevado a sus estrados. No obstante, que un estudio de los profesores Duce y Riego de 2008 determinó que solo en un 10,3% los jueces rechazan las solicitudes de prisión preventiva del Ministerio Público. Y que Chile tiene la segunda tasa más alta de la OCDE de encarcelado por 100 mil habitantes. 

El joven y la masa sienten que carecen de incentivos para seguir ligados al Estado, a sus leyes y principios. Si queremos revertir este proceso todos debemos cambiar nuestro discurso de lo contrario arriesgamos ser gobernados por voluntades y pulsiones más que por leyes.  


Lo más visto en T13