Crédito: www.123rf.com/profile_juanjo39
Confieso que he invertido

Confieso que he invertido

Hace exactamente 20 años atrás, comencé a escribir una columna en un periódico estudiantil (mientras cursaba un posgrado; no, no soy tan joven) que buscaba acercar a un público general lo que parecía ser ámbito exclusivo de científicos e ingenieros. Se tituló “Internet para Poetas” y buscaba explicar en palabras sencillas lo que podían ser cosas indescifrables, en tiempos en que el comercio electrónico consistía en mandarle a una pizzería el pedido por correo electrónico. Entre mis lectores de entonces, hoy es posible reconocer a varios magnates de varias puntocom que surgen a fines de los 90s.

Es por eso que en esta nueva etapa de T13.cl, me embarco en una aventura similar: Intentar aterrizar a un lenguaje cotidiano y comprensible temas financieros y económicos que comúnmente suelen tratarse en un dialecto reservado a un reducido grupo de iniciados. En todo caso, si alguien que lee este blog se convierte en el nuevo Lobo de Wall Street, anticipo que no me hago responsable. 

Si en Chile nos asombramos por el alto nivel de analfabetismo funcional (no entender lo que leemos), ni hablar del analfabetismo financiero. Un gran mayoría de chilenos no podemos (o no sabemos)  tomar una serie de decisiones en el ámbito económico que nos afectan en nuestros bolsillos todos los días.

Se podrán crear todos los Sernac financieros o las superintendencias podrán tapizar al mercado chileno de multas millonarias, pero la educación financiera debe partir de nosotros mismos. No me deja de llamar la atención que muchos chilenos le dediquemos más tiempo a decidir qué smartphone comprar o dónde partir de vacaciones que a decisiones financieras importantes como dónde y cuánto endeudarme o cuál es la mejor alternativa para invertir mis ahorros.

"Muchos chilenos le dediquemos más tiempo a decidir qué smartphone comprar o dónde partir de vacaciones que a decisiones financieras importantes como dónde y cuánto endeudarme."

¿Qué temas debieran formar parte de un “silabario financiero”? Los temas son variados y sabiendo que la propuesta de T13.cl es ambiciosa, no me quiero quedar atrás. Este blog buscará cubrir desde cómo comparar tasas de interés de distintos tipos de créditos hasta entender por qué los costos son casi lo único que importa al momento de elegir un fondo mutuo al momento de ahorrar.

Si bien tengo formación académica en disciplinas cargadas a los números y letras griegas, la mayor parte de los temas que escribiré en este blog surgen de la experiencia, de muchos errores y algunos aciertos en más de 25 años de actividad. Sí, confieso que he invertido muchas más veces de las que quisiera reconocer sin tomar en cuenta varias de las cosas que intentaré desarrollar en este blog.

Pero tarde o temprano uno aprende algunas verdades que se hacen bastante evidentes. Por ejemplo, que rentabilidad y riesgo son las dos caras de una misma moneda. O que si una oportunidad de inversión parece demasiado bueno para creerlo, probablemente lo es (y es más bien una estafa). Incluso para poetas como Oscar Wilde, las finanzas no eran un tema desconocido al escribir con una lucidez admirable que nadie se acuerda de aquéllos que pagan sus cuentas a tiempo.  


Lo más visto en T13