Crédito: AP
El caso Zárate: no es nacionalismo, es consecuencia

El caso Zárate: no es nacionalismo, es consecuencia

"El nacionalismo es una enfermedad infantil. Es el sarampión de la humanidad"

Este martes 6 de enero se concretó la contratación de Mauro Zárate por el Queens Park Rangers, el mismo club de Eduardo Vargas y Mauricio Isla.

El QPR, que recién este año se ha hecho conocido en Chile, es un equipo de barrio, de segundo orden en Londres. Lo contrario del West Ham United, uno de los cuadros históricos de la liga; poderoso y popular en el este de la capital británica y con una de las hinchadas más fieles de ese país.

Ir al QPR es un retroceso en la carrera de Zárate (que incluye a Vélez, el Inter y la Lazio) y el fiel reflejo de una paupérrima campaña con el West Ham en el último semestre, en la que jugó cinco partidos (tres de titular) y anotó dos goles. El entrenador de los “Hammers” entregó una versión lapidaria: “No era lo suficientemente bueno para jugar en el West Ham”.

"Ir al QPR es un retroceso en la carrera de Zárate y el fiel reflejo de una paupérrima campaña con el West Ham"

La opinión de Sam Allardyce, choca de frente con la obsesión de Jorge Sampaoli por tener a Zárate, con padre y pasaporte chileno, entrenando en Juan Pinto Durán. Según dijo el DT del representativo nacional en una entrevista a Radio ADN en diciembre, “Zárate está a la altura de Agüero”, pero que “lo nacionalista del medio perjudicó su llamado”.

¿Zárate a la altura de Agüero? Hasta que se lesionó a comienzos de diciembre, el “Kun” había jugado 15 partidos por el Manchester City en la Liga Premier, con 14 tantos en su estadística. El atacante que debutó en Independiente es seleccionado argentino, además. Es innecesario seguir aportando más datos.

¿Medio nacionalista? Es verdad que, lamentablemente, Chile sufre ciertos grados de esa enfermedad llamada xenofobia, pero el fútbol está acostumbrado a convivir sin problemas con extranjeros, incluso en la Selección. Marcelo Bielsa y… Jorge Sampaoli son argentinos, por ejemplo. Y en la cancha, nacionalizados como Oscar Fabbiani y Sergio Vargas jugaron (aunque poco) en la “Roja”.

En su gran mayoría, las críticas a la probable nominación de Zárate apuntan en rigor a la evidente contradicción de Sampaoli, ya que por un lado deja fuera de la Selección a Matías Fernández porque le exige continuidad (pese a que es titular en la Fiorentina), pero por otro es tolerante con el flamante delantero del QPR o con Jorge Valdivia.

"Sampaoli puede nominar a jugadores argentinos, chinos o bengalíes si quiere, pero antes debe ser consecuente con sus palabras y traer jugadores con minutos y aporte en sus clubes"

Sampaoli puede nominar a jugadores argentinos, chinos o bengalíes si quiere, total es el seleccionado de una federación deportiva, nada más. Pero antes debe ser consecuente con sus palabras y traer jugadores con minutos y aporte en sus clubes.

El problema es que el chileno Zárate no cumple con los parámetros que el mismo DT fijó.


Lo más visto en T13