Crédito: Reuters
El sueño que Sampaoli buscó por dos años

El sueño que Sampaoli buscó por dos años

El 7 de octubre de 2015, los directores de la ANFP escucharon de voz de Sergio Jadue una solicitud insólita. Según consta en acta, el entonces presidente del fútbol chileno -a un mes del abrupto fin de su gestión- expuso las nuevas peticiones contractuales que le había hecho Jorge Sampaoli, el DT de la "Roja": que le bajaran la cláusula de salida de los casi US$ 6 millones pactados, a US$ 1,5 millones.

Pero había otra solicitud, que dejaría aún más sorprendidos a los dirigentes: Sampaoli le pidió a Jadue irse gratis si llegaba una oferta para dirigir a la selección argentina.

No está en acta si la directiva de la ANFP se río ante la solicitud de Sampaoli o reaccionó con gran molestia. Lo que está claro es que le dijeron que no.

"Sampaoli le pidió a Jadue irse gratis si llegaba una oferta para dirigir a la selección argentina"

Lo curioso –si es que hay algo que todavía sorprenda de la actitud de Sampaoli- es que por esos días de octubre, la "Roja" estaba por comenzar el proceso eliminatorio para clasificar al Mundial de 2018.

Pese a la importancia del desafío y que el país futbolístico -todavía embriagado de alegría por ganar la Copa América de 2015- confiaba ciegamente en el trabajo de Sampaoli, el entrenador tenía otros planes para su futuro.

El DT nacido en Casilda ya había insinuado una salida después del Mundial de Brasil, pero lo comenzó a hacer con mayor fuerza luego de la Copa América que se realizó en Chile. La razón, aunque nunca pública, sí se la confesó a algunos periodistas por esos turbulentos días de octubre y noviembre de 2015: Sampaoli pensaba que la selección que dirigía había tocado techo al conquistar el título continental y que era el momento de capitalizar el mejor momento de su carrera con algún contrato en otro lugar.

¿Qué lugar? Algún club en Europa, pero su gran sueño era la selección argentina. Y motivos tenía: Gerardo Martino era el técnico de la Albiceleste en 2015, pero entonces estaba muy cuestionado por perder la Copa América ante Chile y por un mal comienzo en las Eliminatorias.

La salida de Jadue y la llegada de un nuevo directorio fue la excusa perfecta de Sampaoli para salir corriendo de Juan Pinto Durán. Y tal como se sacó de encima a la selección chilena, lo hizo hace unos meses con el Sevilla, aprovechando la llegada de "Chiqui" Tapia a la AFA.

El viernes 9 de junio, Sampaoli debutó con el buzo de la selección argentina, y lo hizo nada menos que con una victoria sobre el poderoso Brasil de Tite. La meta había sido trazada hace casi dos años, y en el camino violó varias normas éticas. Poco lo importó, el objetivo estaba cumplido.


Lo más visto en T13