Crédito: AFP
La locura de Infantino que puede matar los Mundiales

La locura de Infantino que puede matar los Mundiales

Gianni Infantino, el nuevo presidente de la FIFA, está empecinado con aumentar el número de participantes en el Mundial. Al poco tiempo de tomar el cargo tras el descalabro de corrupción encabezado de Joseph Blatter, tiró sobre la mesa la idea de un torneo con 40 selecciones.

Luego fue más allá y subió su apuesta a 48 equipos, con una fórmula tan confusa como criticada, con 16 cuadros clasificados de manera directa y otros 32 que deberían jugar una ronda de eliminación directa para entrar a la fase grupal. El diario deportivo francés L’Equipe llegó a calificarla de “ridícula” en un titular a seis columnas.

Pero Infantino, lejos de retroceder, volvió a la carga con una nueva alternativa: un Mundial de 48 selecciones, con 16 grupos de tres equipos, en el que los dos mejores (32) clasifican a la siguiente fase desde donde comenzarán los partidos de eliminación directa. El campeón jugaría como máximo los mismos siete partidos del formato actual y habría grupos hasta la letra… ¡¡¡ P !!!

El objetivo de Infantino es político: dejar contento a la mayoría de las federaciones y así comenzar a construir la base que le permita convertirse en el nuevo dictador de Zurich. Como antes Blatter y Havelange.

El objetivo de Infantino también es económico: un Mundial más largo, con más países y más partidos, también generaría un gigantesco aumento en las ganancias para la FIFA.

Pero no hay ninguna razón futbolística que avale el objetivo del presidente de la FIFA. Corea del Norte, Camerún y Honduras fueron comparsa en el Mundial de 2010. Cuatro años después en Brasil, se repitieron “Catrachos” y camerunenses, y se sumaron Japón y Australia a los equipos que fueron a dar la hora.

Selección de Alemania Reuters

¿Qué tipo de torneo se puede esperar con nueve equipos de África, ocho de Asia y seis de la Concacaf? Seguro uno muy mediocre. Y en eso Infantino tiene experiencia: él fue uno de los dirigentes que estuvo detrás de la idea de aumentar la Eurocopa a 24 equipos
-desde 16 que parecía ser el ideal- y convertir el torneo del 2016 disputado en Francia en uno de escasas luces
.

Si prospera la idea de Infantino, o cualquiera de las otras tres fórmulas para aumentar el número de equipos en el torneo, el martes 10 de enero de 2017 puede pasar a la historia como la fecha en que la FIFA mató el Mundial como el torneo emocionante que conocíamos, desde las Eliminatorias hasta el partido de la final.


Lo más visto en T13