Crédito: Agencia Uno
La peor semana de Colo Colo en el año

La peor semana de Colo Colo en el año

¿Esta? ¿La peor? ¿Por sobre aquella en que forzaron la renuncia de José Luis Sierra a la banca y Beausejour apuntó directamente al presidente Aníbal Mosa? Sí, mire.

A mitad de semana, el gerente deportivo de Colo Colo, Oscar Meneses, apareció sorpresivamente en una conferencia para criticar a los árbitros por un par de supuestos penales no cobrados en Antofagasta y Talcahuano.

Vieja y mañosa práctica que lleva un tiempo largo instalada en Macul, especialmente desde que los líderes del camarín son Barroso, Fierro y Paredes, pero que en el caso de Meneses es más grave aún, por el puesto que tiene; porque al menos uno de esos penales que reclama simplemente no fue y sobre todo porque el principal error referil en lo que va del semestre justamente favoreció a Colo Colo, con un gol de Huachipato no cobrado pese a que el balón ingresó al menos medio metro, en el empate 2-2 por el Torneo de Apertura.

Suma y sigue.

El viernes la barra brava ligada a Colo Colo, lanzó por redes sociales una campaña para citar a un “arengazo” nocturno el viernes 30 de septiembre. Los videos refuerzan la información de que la relación entre la dirigencia de Blanco y Negro y la Garra Blanca es fluida. Los barristas reciben permisos para ensayar en el estadio y ahora para grabar de noche en el Monumental, y como si fuera poco, tienen el respaldo de los dirigentes albos ante la Intendencia Metropolitana para este “arengazo”.

La relación de Blanco y Negro con una de las dos barras bravas más violentas de Chile, es grave.

¿Más?

Sí, claro. Colo Colo vive una profunda crisis futbolística y el principal responsable es el técnico Pablo Guede, quien en siete partidos oficiales todavía no encuentra ni el equipo titular ni un esquema que le permita atacar sin que el fondo se convierta en un coladero. A los albos le marcan muy fácil y perdió los tres primeros partidos que jugó en el Monumental.

¿La solución de Guede? El juego setentero Simon para ayuda a la concentración de sus defensas, ruda para alejar las malas vibras y vinagre para “limpiar” el camarín. Tal cual. Nada de convencer a los jugadores, dejarse de arriesgar tácticamente, trabajar mejor en la semana y ubicar a los futbolistas en sus puestos habituales. No. Simon, ruda y vinagre es la opción de Guede.

Ahora, a Colo Colo se le vienen ochos días muy difíciles, ante Wanderers, Huachipato para evitar la eliminación en Copa Chile y el superclásico ante la “U”. Tal vez la otra semana sea todavía más negra que esta.


Lo más visto en T13