Crédito: Agencia Uno
Lejos en Montevideo, Lasarte es campeón

Lejos en Montevideo, Lasarte es campeón

En la tarde del domingo, en Montevideo, en su estadio Parque Central, Nacional iniciaba una vuelta olímpica. Habían recién derrotado a Boston River y luego de 15 fechas, terminaban en la cima del torneo uruguayo de transición gracias a la conducción técnica de Martín Lasarte.

Dos días antes, en una particularmente húmeda y fría noche santiaguina para la época, los jugadores de Universidad de Chile salían cabizbajos del Estadio Nacional luego de dejar escapar la opción de clasificar por sus propios medios a la Copa Sudamericana. El amargo empate 2-2 ante Huachipato fue el fiel reflejo de un año muy gris para los azules, marcado por las erradas decisiones dirigenciales y que tuvo como consecuencia el despido del segundo entrenador en tres meses.

"¿Por qué apostar con un novato como el ex ayudante de Sampaoli y desechar la experiencia y logros de Lasarte? Imposible de responder desde cualquier lógica futbolística"

Curiosamente, hace apenas más de un año, era Martín Lasarte quien dirigía técnicamente a Universidad de Chile. Entrenador sobrio y decente, en un año y medio con los azules “Machete” ganó el Apertura de 2014 y la Copa Chile 2015 (en final sobre Colo Colo).

Sin embargo, ni el estilo de Lasarte ni los logros conseguidos fueron suficientes para convencer a los dirigentes de Azul Azul, quienes mucho antes de comunicarle a “Machete” que no le renovarían contrato, ya negociaban con Sebastián Beccacece.

¿Por qué apostar con un novato como el ex ayudante de Sampaoli y desechar la experiencia y logros de Lasarte? Imposible de responder desde cualquier lógica futbolística. Más todavía ahora, luego del rotundo fracaso de Beccacece, la mala configuración del plantel y la serie de polémicas que acompañaron la era del melenudo DT.

"Los azules viven una severa crisis deportiva y están obligados a elegir con mucho cuidado el nuevo DT para no repetir los errores de los últimos 12 meses"

La realidad terminó por imponer su peso. Lasarte fue contratado por Nacional y se coronó campeón. Beccacece fue despedido y hoy es el técnico de Defensa y Justicia, que aunque en Primera División de Argentina, es un club muy chico de Buenos Aires.

La “U”, en tanto, no ha detenido el espiral de errores: tras la salida Beccacece, apostaron por “la pasión” y nuevamente se equivocaron al contratar a dos entrenadores que venían de la Primera B, como Víctor Hugo Castañeda y Luis Musrri.

Los azules viven una severa crisis deportiva y están obligados a elegir con mucho cuidado el nuevo DT para no repetir los errores de los últimos 12 meses. Mientras, en algún lugar de Montevideo, mate en mano y con la música de Jaime Roos de fondo, Martín Lasarte ya piensa en la Copa Libertadores de 2017.


Lo más visto en T13