Crédito: Agencia Uno
Robles, Salah y Jadue, los culpables de este fracaso

Robles, Salah y Jadue, los culpables de este fracaso

Héctor Robles es el gran culpable del fracaso de la selección Sub 20 en Ecuador: cuatro partidos, sin triunfos, dos empates y apenas dos goles. Una de las peores actuaciones de la historia en esta categoría, pese a que contaba con un plantel de experiencia en primera división, como son los casos de Vargas, Carreño, Cuadra, Sierralta, Suazo, Gutiérrez y Ramírez.

Con mucho tiempo de trabajo y varios amistosos disputados, a la hora de ir por los puntos y la clasificación al Mundial juvenil de Corea del Sur, Robles se equivocó en la elección de los titulares, puso a jugadores en otros puestos; el equipo nunca mostró un estilo definido, jamás fue protagonista, y lo que es peor, se le vio sin hambre. 

"Robles se equivocó en la elección de los titulares, puso a jugadores en otros puestos; el equipo nunca mostró un estilo definido, jamás fue protagonista, y lo que es peor, se le vio sin hambre"

La actuación de esta selección de Robles es un preocupante retroceso para el fútbol chileno, que recuerda los peores años de Nelson Acosta en Pinto Durán.

Pero Robles no es el único culpable.

Si está ahí, es porque la directiva que preside Arturo Salah optó por él para el cargo en abril del año pasado. Lo avalaba el bueno trabajo en las divisiones menores, especialmente en la formación de jugadores. Pero poco se preocuparon del estilo de juego de Robles y su capacidad para dirigir a una selección en un torneo continental. 

Es cierto que hay cientos de esquemas, muchos de ellos muy válidos, pero desde hace 10 años "La Roja" adulta apuesta por un fútbol más ofensivo, de protagonismo, y lo ideal es que las selecciones menores repliquen un planteamiento táctico similar.

Sin embargo, la lista de culpables no se detiene en Robles y Salah, y aparece un nombre ligado a casi todos los problemas del fútbol chileno del último tiempo. Se trata, nada menos, de Sergio Jadue.

"Desde hace 10 años 'La Roja' adulta apuesta por un fútbol más ofensivo, de protagonismo, y lo ideal es que las selecciones menores repliquen un planteamiento táctico similar"

Aunque está retenido en Miami luego de escapar de Chile en noviembre de 2015, el dirigente calerano tiene mucho que ver con el fracaso de la Sub 20 en Ecuador, ya que durante los dos últimos años de su administración, le quitó recursos e importancia al fútbol joven. Su legado fue crear torneos juveniles baratos para la ANFP y los clubes, sin divisiones, regionales, de traslados cortos, que tuvo como consecuencia un bajísimo nivel competitivo. No fueron esporádicas las goleadas de ocho o nueve tantos.

La nueva directiva de la ANFP ya logró corregir el error del directorio de Jadue y desde 2017 los torneos juveniles tendrán nuevamente dos divisiones.

Ahora Salah debe decidir qué hacer con Robles. Dejarlo en el cargo parece un error dado el fracaso de la Sub 20 en Ecuador y podría perjudicar las opciones de Chile en futuras competencias juveniles, especialmente cuando en enero de 2019 se dispute la clasificación a los Juegos Olímpicos de Tokio.


Lo más visto en T13