Crédito: Agencia Uno
Se cansó Arturo Salah

Se cansó Arturo Salah

Desde fines de julio del año pasado, estaba claro cómo se iba a disputar el torneo de Primera B: un ascenso a fines de la temporada 2016-2017, es decir, en mayo y luego un descenso en diciembre para el cuadro de peor promedio contando los dos ruedas del actual campeonato y el torneo de transición del segundo semestre.

Además, el ganador del transición en Primera B, jugaría un playoff con el subcampeón de la temporada 2016-2017 y de ahí, una promoción con el peor de Primera División según una tabla en la que se suman tres torneos.

Es cierto de que puede resultar alambicado para los que no son expertos a los grotescos reglamentos del fútbol chileno, pero los 15 equipos de la “B” -dirigentes, técnicos y entrenadores- sabían perfectamente qué se estaban jugando en la cancha. Estaba acordado para terminar con el paro del Sifup en julio del 2016 y fue comunicado por todos lados.

Por eso resulta impresentable que ahora, cuando en la “B” ya se han disputado 23 de las 28 fechas pactadas, la mayoría de los dirigentes de esa categoría (salvo Magallanes y Cobreloa) desconocieran dicho acuerdo en el Consejo de Presidentes del viernes y pidieran cambios sustanciales: suprimir el descenso de diciembre y lograr un ascenso directo a Primera División a fines de año.

Arturo Salah Agencia Uno

La rebelión de la “B”, encabezada por Copiapó, enojó a Arturo Salah y lo llevó a que luego del Consejo pusiera públicamente en duda su continuidad como presidente de la ANFP. Dijo que entraba en un período de “reflexión” para ver los pasos a seguir.

La reacción de Salah no es antojadiza ni tomada a la ligera, ya que hace rato viene molesto por los palos que le ponen en el camino cada vez que quiere generar un cambio en la ANFP.

Hay nombres y clubes que se repiten en la constante oposición a Salah. Uno de ellos es el errático Aníbal Mosa, de quien no se sabe qué quiere para Colo Colo, menos para el fútbol chileno.

Los otros, dirigentes y clubes, parecen tener un patrón de conducta más definida y vienen desde hace rato trabajando en bloque. Destacan Felipe Muñoz de Copiapó (uno de los socios del factoring FactorOne) y Pablo Milad (Curicó Unido), y también se repiten clubes como Unión San Felipe, La Serena y San Marcos de Arica.

Algunos de ellos fueron cercanos y ardientes defensores de Sergio Jadue. De hecho, si se elimina el descenso de Primera B a Segunda en diciembre, Unión La Calera asoma como el gran beneficiado, ya que hoy marcha último en la tabla acumulada, a nueve puntos del equipo más cercano.

Si la movida de Salah es “reflexión” en serio para ver si renuncia o “presión” para que se respeten los acuerdos, es algo que sabremos los próximos días. Pero el golpe a la mesa del ex entrenador sirve para separar aguas con una oposición que toma forma, tiene lazos comunes y viene trabajando hace rato junta.

 


Lo más visto en T13