Crédito: Agencia Uno
Jugaron un día en Chile

Jugaron un día en Chile

Esta semana jugaron Banfield y Quilmes en el campeonato argentino. Un partido de menor convocatoria con un dato curioso: en las bancas como entrenadores estaban Claudio Vivas y Alfredo Grelak. Vivas, en Banfield, fue director técnico de nuestra selección Sub 20 el año 2014 con una pobrísima campaña que le obligó a irse prematuramente.  Grelak corrió la misma  suerte en la Roja Sub 17: vino para guiar a la Roja al Mundial 2015 en nuestro país, pero fue despedido antes del evento.

Históricamente el fútbol chileno ha mirado la liga argentina hacia arriba. No en vano la mayoría de los extranjeros de nuestros clubes son transandinos. Sin embargo, al extender la mirada sobre los actuales planteles de honor de la AFA, se descubren otros llamativos casos.

Por ejemplo, de jugadores que vinieron como fichajes estelares de clubes grandes, pero que no alcanzaron a ser figuras. En Colo Colo, Damián Malrechaufe (Quilmes), Claudio Bieler (Belgrano), Miguel Caneo (Arsenal) y Lucas Wilchez (Tigre). Bieler y  Caneo  alcanzaron a hacer fama en Ecuador y Colombia respectivamente; pero ninguno convenció en Chile.

En la U pasó algo similar con  Matías Caruzzo , que se juega sus últimas opciones de despuntar en San Lorenzo. Tampoco funcionó el uruguayo Alvaro Fernández, hoy en Gimnasia, ni el zaguero Juan Ignacio Sills, integrante de Olimpo. Ni hablar del entrenador Darío Franco, hoy en Colón.  La principal excepción es Rodrigo Mora, goleador de River Plate, y jugador de  nivel internacional, que curiosamente no brilló con los azules. Resalta también la presencia de Ezequiel Videla en Racing, un club argentino de los grandes, pese a que el “Monito”  recibió hasta burlas aquí por su estilo de juego. Si de bromas se trata, Pepe Rojas ha dejado positiva impresión en sus primeros partidos con Belgrano de Córdoba.

La UC se ensartó con Johnatan Botinelli (Arsenal) y Mauro Óbolo (Patronato), pese a que este último había hecho respetable campaña previa como referente de área en Argentina. El fútbol a ras de piso de la UC no estaba alineado con un delantero acostumbrado a la batalla física de clubes menos pretensiosos.

Seamos justos, también hubo profesionales que crecieron exitosamente en Chile hasta que su patria se fijó en ellos. Partiendo por Pablo Guede, el ex DT de Palestino. Sumo a Facundo Pereyra (Racing), artillero de Audax Italiano el 2011. Prosigo con Jorge Broun, arquero de Colón que extrañan en Antofagasta, Mariano Uglessich (Patronato), campeón con OHiggins, y cierro con Diego Osella (Olimpo), joven estratega que tras ascender con San Luis a primera división el 2009, logró su ansiada oportunidad en la serie de honor argentina. Tienen que demostrar aún la misma progresión el ex hispano Lorenzo Faravelli (Gimnasia);  los ex OHIggins Juan Manuel Cobo (Argentinos Juniors), Fernado Elizari (Patronato), y Facundo Sava (DT Racing); el ex palestinista Matías Escudero(San Martín), y su actual compañero Javier Capelli, ex Rangers y Palestino.

Pasaron con más pena que gloria por Chile, y hoy están en la primera argentina: Sebastián Penco (Everton), Pablo Vegetti (Rangers), Francisco Dutari (Everton), Fabián Bordagaray (Rangers), Lihué Prichoda (San Felipe), Luciano Pocrnjic (Antofagasta), Rubén Ramírez (Audax Italiano), y Matías Quiroga (Audax Italiano) entre otros. Mejor les fue, aunque se desinflaron después Ezequiel Miralles (Everton) y Fernando De La Fuente (OHiggins, Colo Colo).

Convengamos en todo caso, que los 30 equipos de la primera división argentina distorsionan el paisaje, pues varios de estos clubes podrían (y deberían) estar en el ascenso. Igual vale la pregunta: ¿está depreciado el fútbol argentino? ¿por qué varios jugadores de discreta campaña en nuestro país son recogidos por una liga históricamente superior? ¿o son sus representantes los audaces para negociar?

Lo cierto es que, salvo excepciones,  los argentinos que triunfan en Chile ya no miran a su país para consolidarse. Ellos buscan mercados más lejanos, con mejores réditos. Los que vuelven, en cambio, tuvieron en su mayoría campañas de menor valor. ¿Seguiremos mirando  para arriba el torneo de los vecinos?


Lo más visto en T13