Crédito: Agencia Uno
[GOL A GOL] Sigue el detalle de la Copa Chile

Liquidación de (Pos)Temporada

Mucho se ha discutido sobre el nivel del campeonato chileno. El mismo seleccionador Jorge Sampaoli ha sido un crítico ácido, al mismo tiempo que los técnicos participantes defienden el torneo.

Tener siete campeones en los últimos cinco años ha sugerido cierta paridad. Mientras en España el Barcelona es capaz de anotarle ocho goles al Córdoba, y el Real Madrid nueve al Granada, aquí los equipos más populares pueden ganar una semana y, a la siguiente,  perder por boleta. 

La pregunta es recurrente: ¿nivelamos para arriba o para abajo?

Dejando de lado los vaivenes de la fase regular, busquemos pistas en lo que resta: despejar qué equipo se sumará a Wanderers, Huachipato y la Universidad de Concepción en Copa Sudamericana. Las llaves de postemporada son:

UNIVERSIDAD CATÓLICA- OHIGGINS

Los cruzados remataron cuartos, y tuvieron el mejor ataque del Clausura con 40 goles anotados. Pero también lograron una de las tres vallas más vulneradas con 31 goles en contra. Todos los visitantes se abrazaron en San Carlos, salvo Unión Española y Barnechea. Poderosos y descompensados a la vez.

O'Higgins acabó en la novena posición, mitad  inferior de la tabla. Sólo ganó uno de sus últimos seis partidos en el campeonato. Hizo pocos goles, salvando la plata gracias a una memorable racha de Pablo Calandria. Poco para aspirar a metas ambiciosas en un torneo internacional.

UNIÓN LA CALERA-SAN MARCOS

Los cementeros finalizaron en quinto puesto. Sin embargo, sólo en la última fecha se salvaron del descenso. Como la UC, vivieron de los altibajos. Ganaron a la U y golearon a domicilio a Colo Colo, pero sus últimas derrotas fueron todas abultadas: 2 a 4 con Wanderers, 2 a 4 con Universidad Católica y 1 a 4 con San Marcos. Su futuro depende en buena medida de que Jean Paul Pineda se levante inspirado, y de que Paulo Rosales no se vaya del club.   

Los ariqueños fueron octavos, y hasta la tarde del domingo peleaban por no caer a Primera B. Sólo esa urgencia les permitió ganar en casa por única vez en toda la competencia. Su rendimiento como local fue de los peores en el Clausura, así como su principal atributo es defensivo: tuvo el arco menos superado del torneo con apenas 19 goles en contra. El acople del portero Carrizo con su zaga es lo mejor del Santo.En tono menor la inspiración de Leo Ramos, Rentería o Harbottle.  Jugando de chico a grande, pueden sorprender.

En síntesis, y salvo el poder de ataque de Católica con Gutiérrez, Llanos, Mark González, Ríos y Pulgar, los candidatos tienen poco que ofrecer a la competencia internacional. Tanto es así que ninguno de estos equipos, ni siquiera  el campeón Cobresal, tienen jugadores en la selección chilena.

Dados los antecedentes, me convencí de que el Clausura niveló hacia abajo. Por formato, por calendario, por éxodo de figuras. Aquello no resta legitimidad al título minero, ni al resto de los ganadores: el contexto no es culpa de ellos. Ni menos que el último cupo a la Sudamericana parezca más bien la última liquidación de la temporada. 


Lo más visto en T13