Peguémosle en el suelo

Peguémosle en el suelo

Cada día que pasa se abre un nuevo escándalo alrededor de la ANFP. Ya no sólo discutimos de dinero, sino que además de arbitrajes o de la comida licitada en los estadios mundialistas del Sub 17.

Las acusaciones sobre Sergio Jadue parecen no tener final. A nivel internacional, la investigación del FBI promete ser larga, mientras en Chile las voces detractoras del calerano suman nuevas denuncias. Sobre estas últimas, llama la atención no sólo la gravedad de cada una, sino que además la oportunidad en que son expresadas.

Desconcertante, por ejemplo, sonó Jaime Estévez al declarar que se sintió estafado por Jadue, al igual que otros dirigentes. El ex presidente de la UC tuvo a su cargo una comisión que precisamente debía investigar las cuentas del timonel. En su momento, exculpó al calerano y su familia, pero ahora sostiene que no tenía acceso a información suficiente para concluir. ¿Por qué entonces no se declaró incompetente?

El fin de semana Carlos Chandía acusó presiones para que ciertos arbitrajes  perjudicaran a Wanderers y Everton el año 2011. Chandía dirigía a la Comisión de árbitros, aunque según arguye, no podía acusar a Jadue porque carecía de pruebas. Cuatro años más tarde tampoco las exhibe públicamente, pero hay una diferencia: el ex presidente está lejos y no puede defenderse.

Mención aparte para Cristián Varela, miembro del directorio de la ANFP, quien opinó en La Tercera que “la ambición mató a Sergio Jadue”. Inesperada afirmación, sobre todo por el nulo mea culpa  que hace Varela de su propio ejercicio. Se sabe que Varela es dueño de ChileFilms y sobrelleva un severo conflicto de interés, en tanto le arrienda móviles de televisión al CDF, por un lado, y participa de la corporación que contrata a la productora por el otro.

Menor oportunismo se le puede endilgar a Harold Mayne Nicholls, pues su discurso opositor a Jadue se escucha desde hace años. Ahora bien, dar recetas después de años de vista gorda en la FIFA y la CONMEBOL tampoco suena muy consecuente. Menos si le castigaron por usar su cargo para obtener favores personales.

A propósito de consecuencia, el Ministro del Interior, Jorge Burgos, trató a Jadue de “personaje nefasto”. Sin embargo, su gobierno encabezado por la presidenta Michele Bachelet disfrutó la Copa América junto a Sergio Jadue en las tribunas del estadio, en los camarines, y en La Moneda durante la celebración del título. Hasta abrazos hubo.

"Muchos de los que hoy piden transparencia se prestaron desde sus puestos para ocultar lo irregular"

Muchos de los que hoy piden transparencia se prestaron desde sus puestos para ocultar lo irregular. En otras palabras, son cómplices, aunque prefieran desmarcarse y ser tildados de caraduras. Por lo demás son cobardes: más allá  de los pecados del acusado, que son reales, siempre será más fácil pegarle al adversario cuando está en el suelo. Si el golpe sirve para beneficiar la imagen propia, mejor. 

Tal vez sea el signo de los tiempos. Entre políticos corruptos y empresarios coludidos, el fútbol se hunde en su propia inmoralidad…Si hasta comprar televisores robados es algo “que puede pasarle a cualquiera”. 


Lo más visto en T13